LAS CARACTERÍSTICAS COMUNES DE TODO LÍDER, SEGÚN JOHN HALL

1.- Los líderes somos curiosos por naturaleza, lo cual conlleva el lógico deseo de aprender. Seguimos el camino de la formación continua de por vida (la falta de sensibilidad de nuestros detractores hace que confundan nuestra insaciable curiosidad con una necesidad de ocultar nuestra ignorancia. Es una idea que respeto con educación, porque soy respetuoso y educado, pero que evidentemente no comparto).
2.- Los líderes somos excelentes transmisores del mensaje, es decir, buenos comunicadores. Cuando conseguimos adquirir conocimientos, solemos transmitirlos con eficacia (nuestros detractores comentarían irónicos y sin argumentos justificativos que somos unos charlatanes).
3.- Los líderes disponemos de un desarrollado instinto de supervivencia, gracias al cual somos capaces de salir airosos de cualquier situación embarazosa, tanto personal como profesional (nuestros detractores llaman a esta cualidad -no sin cierto sarcasmo, nacido de una envidia mal disimulada- la ley del “sálvese quien pueda”).
4.- Los líderes disfrutamos de una inmensa fuerza de voluntad, nuestra proveedora de valor añadido para salir adelante en los momentos exigentes, la que nos acompaña en todo el proceso para alcanzar nuestros objetivos, y la que nos reta continuamente a superarnos (nuestros detractores hablan de una ambición sin límites).
5.- Los líderes solemos padecer algún tipo de complejo desde tiempos inmemoriales, muchas veces no superado, pero sí (siempre) controlado (paradójicamente, el deseo de superar el complejo es el motor impulsor de nuestro desarrollo personal).

5 comentarios:

intoku dijo...

El líder siempre se va a encontrar con detractores, se llama envidia.

Muy curioso el punto 5... habrá que tenerlo en cuenta.

merce dijo...

Siempre he pensado que raras veces mueve el mundo el que está satisfecho tal y como es. Los acomplejados con fuerza de voluntad son quienes necesitan llegar a lo más alto para superar sus frustraciones. Y muchos lo consiguen. Por eso los dictadores son feos y bajitos. Por eso hay tanto mediocre en el poder...
En fin, ya se dice que los pueblos felices no tienen historia...

Noemí dijo...

A mí me da la impresión de que John Hall se preocupa demasiado por los detractores. A todos los puntos que cita sobre las características de los líderes como él, luego les pone el contrapunto de lo que dirían los detractores. Y yo me pregunto: ¿por qué? ¿es una cuestión meramente informativa para los que leemos sus palabras, o bien es que se siente inseguro y no deja de pensar en las críticas todo el tiempo? Ay, ay.. no sé yo si tiene tanta madera de líder como pretender hacernos creer... ;-p

Baby dijo...

Estoy de acuerdo con Noemí. Parece que John Hall está "a la defensiva". En seguida quiere justificar sus palabras. ¿Porqué?
¿No será ese supergurú que nos imaginamos?

merce dijo...

Noemí, Baby...¡Mujeres de poca fe! No olvidemos que los líderes, e incluso los gurús, también son humanos...

Mi tía de La Bisbal decía: "Caga el rei, caga el Papa, i de cagar ningú s'escapa". Y qué razón tenía... :-)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...