VENGA, PICARUELAS Y PICARUELOS (¿me estoy volviendo políticamente correcta??), CONFESAD: TAMBIÉN A VOSOTROS OS GUSTA PONER MOTES, ¿A QUE SÍ?

Vengo de una familia con una larga y enfermiza tradición en cuestión de motes; rara es la vez que en casa se le ha llamado a alguien por su nombre. Pero es que encima voy y me caso con un chispeante y certero creador de motes…
A ver, por un lado está el sobrenombre cariñoso (Trinité, Machulá, Meehew, Krrusshnissh), y por el otro el mote puro y duro: “el rapero de mierda”, “Moetius Chandonibus”, “el niño loco”, “mon père”, “toc toc”, “la carcoma”, “Maderito y Marmolino”, “number five”, “la rata”, “la reina del lugar”… son algunos ejemplos.
Pero hoy daré protagonismo a un vecino especial: el hombre, bastante idiota por cierto (“por sus actos los conocerás”), estuvo un día presumiendo delante de una estupefacta audiencia, de que él se duchaba cada día (héroe valeroso), y que luego rociaba todo su cuerpo serrano (yo diría en este caso “su cuerpo de bellota”), con la colonia “Massimo Dutti”…
Sin saberlo, él mismo se bautizó: desde aquel día le llamamos… ¡“Massimo IDIUTTI”!
Era Emmental, querido Watson…
¡Espero algún mote que tengáis escondido bajo la manga, y su origen!

25 comentarios:

yatusabes dijo...

Hombre, ya sabes que yo soy una persona muy correcta y que no me gusta criticar, pero en momentos de debilidad, algún mote ha caído (no siempre creado por mí, pero sí compartido y utilizado): mi ex quiropráctica era la "loba" (cuando hacía presa en ti, no te dejaba y te pegaba unos meneos...); un jefecillo del trabajo que defenestraron era "el pajas" (mejor no comentar, haciendo gala de mi discreción), y una compañera de trabajo que coge bajas a menudo por problemas de saluz es "la granos"...
Por cierto, queridísssssima, espero por nuestro bien común que no me hayais "moteado".

Joana dijo...

Como muestra un botón, Mercedes. Te suena de algo Diana Ross, verdad? pues como ese...hay más,
:-p

Anónimo dijo...

por alusiones...

pues yo soy "machulá" desde hace muchos años (y que dure otros tantos ), también me llaman "macu" , y recuerdo de pequeña alguno que no vale la pena comentar,.. me viene a la mente uno también con cariño ( este no era pá mí, claro)..."cuchi cuchi"...qué bueno...
he echado en falta a "el velas " y " el duermes"...( me acuerdo cuando oigo lo de trancas y barrancas en el hormiguero)

merce dijo...

Hombre, si a un jefecillo le llamábais "el pajas", yo creo que a la de los problemas de salud también podríais ponerle "la bajas", jua, jua, jua!!!

... Y por cierto, queridísssssimo, yo también espero por nuestro bien común que no me hayas "moteado", ja, ja, ja, ja!!!

mercedes dijo...

Joana, con este mote fuiste certera!!! Me parece de los más geniales de los últimos tiempos! Que sepas que se ha ido extendiendo a pasos agigantados, con gran éxito de crítica y público.

PD.- Por cierto... ¿ya te ha llegado a casa una carta cuyo contenido tiene un gran valor para mí???????? (sentimental, claro) ;-)

merce dijo...

Jó, Machulá, qué alegría! ¿Cómo tú por aquí? ¿Será cosa de la edad? (jeee, jeee)

Ossssstras, es verdad, cuchi-cuchi, no me acordaba!! Y "el velas y el duermes", se me había olvidado!!!

Y no sé por qué, ahora también me ha venido a la cabeza "el Peptopeguay",... te acuerdas??

Y más recientes, tenemos a Peter Sellers y a Richard Gere, un par de estrellas (fugaces?)

Mua mua!!

trinité dijo...

¡Pero que mala memoria! ¿Acaso has olvidado a "Pimpan pimpan" y a "Pepito Grillo"? ¿Y el "Gadaffi"? ¿Y "Mrs. Danver"? ¿Y "el guapu"?
Ummmm, seguro que me acordaré de más...

merce dijo...

JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA!!!!!¡Anda, sí que es verdad, Trinité!!!!¿Cómo se me han podido olvidar? Ostras, y "el rácano", también!

Pero te has dejado uno FUNDAMENTAL:

"Pimpan Pimpan" o..."¡El Lapo!" (los hay afortunados: un tipo con dos motes!)

Baby dijo...

¡Qué bueno este post Merce!!

Es cierto, nuestra familia es la de los motes. Yo misma escribo con el mío, pero es que luego me preguntan porque mis hermanas las llamamos así y no sé el porqué!!! jajajaja Esto es de cachondeo.

Algunos de los motes que hemos añadido a la familia son "el luchador", "el locutor", a un vecino "Klinefelter" (aunque es un poco cruel, porque Klinefelter es un síndrome producido por alteración de los cromosomas sexuales), "la momia", etc etc etc

Lidia dijo...

Yo hay uno de cuyo nombre no me quiero acordar al que llamo "el innombrable" ;)

merce dijo...

Ostras, Baby, de sobrenombres cariñosos tenemos la familia llena: Titi, Fanny, Baby (para empezar), luego en Santander tenemos a Toñín y a la nenona. Vete para Valencia, y te encuentras a Cuca, Chus y Bebo!! Por no empezar con los tíos: el Colo, "el tío" (tu padre, ja, ja), "el Bou" (mi padre!!), "el sir"...chica, qué colección!!!!

...Y cuando éramos pequeños, tu padre nos llamaba "los terribles", ja, ja, ja, ja!!!!!

¡Yo también quiero uno!

mercedes dijo...

Jó, Lidia, yo también tengo un "innombrable", pero es que me da tanto miedo pensar en él, que hasta estoy por borrarlo de aquí!!!

Un día te contaré la historia. No es sentimental, ni de física cuántica, ni de casualidades, sino más bien de... brujería.

Aunque yo no creo en esas cosas.

N-A-S-A dijo...

jajajaj Me gustó eso de MASSSSIMO IDIUTI! JEJEJE

PUES A MI ME LLAMAN chivi

que lo sepas! y me encanta tambien poner e inventarme motes de todo tipo! los chistes y motes alegran el día!

mercedes dijo...

Chivi es muy chulo, muy alegre!

Yo siempre he sido Merceditas de niña, y luego Merce en edad adulta... aunque para algunas vecinas de mis padres, aún soy Merceditas, ja, ja, ja!!

Lidia dijo...

Tú no crees en brujería, pero como yo sí ;) me encantará escucharla :)

trinité dijo...

Úyyyy, Merceditas, no te quejes. Te recuerdo que algunas personas siguen llamando a mi hermano Manolín (ya te puedes imaginar la cara que pone cuando las oye, jeje).

trinité dijo...

¡Aghhhhhh! ¿Por qué me ha salido acento en la U? Creí que era una manchita en la pantalla, juassss.

mercedes dijo...

Lidia, te quedarás de piedra!! En serio...

Yo es que aún no me lo creo, pero estudiando el caso a fondo, es que no tiene otra explicación...

Es una historia un poco larga:¿será para la próxima vez que nos veamos?¿Te mando un email?¿La publico en el blog como historia para no dormir?

merce dijo...

Lo siento, Trinité... a mí me costó dejar de llamarle Manolín...

Aunque ahora me cuesta no decirle "macizo" cada vez que le veo, ja, ja, ja!!!!

(SShhhhhhhhhh, es un secreto!!)

Mira, yo también pongo una Ú en mi vida!

Noemí dijo...

Trinité y Merceditas, a mi primo (de 35 años) aún le llamamos toda la familia Antoñín. Y os aseguro que me cuesta verdaderos esfuerzos preguntar por Antonio cuando he llamado alguna vez a su trabajo para hablar con él. Y a una tía mía, hasta hace dos días, la llamábamos Pilarín, pero dijo que ya estaba bien de llamarla así a sus 45 añazos y estamos en proceso de acostumbrarnos a llamarla Pili. Jeje

Lidia dijo...

La próxima vez que nos veamos puede ser temática : historias para no dormir ;)

merceditas dijo...

Yo también tengo un primo treinteañero que responde al nombre de Toñín. Y mi señor cuñado es Luisito...
¿Es que no queremos crecer????

mercedes dijo...

Hecho, Lidia!

Porque haberlas, haylas, jee, jee...

trinité dijo...

Querida Merceditas (¿te acuerdas que cuando empezamos a escribirnos ese era el encabezado de mis cartas?, juassss, que cursi suena), crecer, lo que se dice crecer, no me importaría (con 1´52 cm de altura, para que te voy a engañar). Ahora bien, ¿envejecer? ¡Ah, no!¡Me niego en redondo! Quiero quedarme en los 15 (de hecho, esa es mi edad mental, jeje)para toda la vida.

merce dijo...

Ayyy, Trinité, tienes toodo el derecho del mundo a negarte a crecer... Pero siento comunicarte que el tiempo se lo pasa por donde tú te imaginas...!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...