SIGUIENDO CON LA SEMANA DEDICADA AL TREN Y A LAS ESTACIONES, HOY:“NO CORRAS”

No corras.
No vale la pena.
Deja que este tren se vaya sin ti.
¿Por qué tanta prisa?
No te arriesgues a tropezar. Se te podría caer la peluca, agarrada a tu cabeza como un gato asustado.
Total, no es la primera vez que pierdes un tren.
Es la historia de tu vida.
Además, nadie te espera.
No corras. Nadie te espera. Nada te espera.
No quieras aparentar prisa y mostrar una expresión ocupada, porque no tienes nada que hacer.
Si algo te sobra en la vida, es tiempo.
Ojalá lo pudieras vender.
Te harías de oro.

14 comentarios:

Noemí :-( dijo...

Jo, qué pesimista. Me da mal rollo. Éste no me gusta. Hala

a noemí, merce le dijo...

...Mira que no sabía si ponerlo o no! Tienes razón, no da buenas vibraciones, no...

La culpa de mi inspiración fue de un señor con el que casualmente he coincidido las poquísimas veces que cojo la línea roja. Debe ser que vive en el metro.

Lidia dijo...

Para mí que soy usuaria habitual de trenes, las estaciones son precisamente donde me encuentro a pobres diablos como este que de otra manera no los vería jamás.

Baby dijo...

Como usuaria diaria de Renfe he de reconocer que me pasa exactamente lo contrario: ¡siempre corriendo porque el tiempo no sobra!.

Siempre me pregunto mil cosas acerca de la gente que me rodea en el tren, ¿¿realmente son como aparentan??

a lidia, merce le dijo...

¿Verdad que las estaciones tienen un algo muy triste? Gente que va y viene, despedidas, y los que siempre se quedan pululando por allí, sin coger ningún tren...

a baby, merce le dijo...

Bueno, prima, pero tú puedes permitirte ir a toda velocidad, porque no llevas peluca, ja, ja, ja!!!

Tienes razón, a mí la imaginación se me dispara en trenes y estaciones.

bruce dijo...

Yo me he pasado media vida en los trenes. Y ya no corro ni medio metro (más que nada porque tengo un semaforo y/o paso subterráneo que me impiden hacer un sprint final sobre la carretera nacional)... bueno sí, corro cuando nos llega un mini tren y casi tenemos que irnos a la estación del pueblo de al lado para subirnos (por cierto, ayer si que se me hubiera caido la peluca de mi disfraz si hubiera tenido que coger el tren)

Yo he conocido mucha gente de mi pueblo en el tren... y dos de mis amigas son ex-compañeras de viaje. Me llama mucho la antención un inglés que siempre, pero siempre va leyendo (creo que ya se ha leido la Biblioteca Nacional UK)... pero incluyo andando va leyendo (y no le pilla coche alguno!!!)

a bruce, mercedes le dijo...

Bruce, me maldigo por no haber contestado a tu último email. Perdóname, please. Tengo excusa, aunque pequeña.

No me tires a la vía del tren! (es broma; sé que no lo harías...¿verdad?)

Un beso! Te escribiré,... lo giuro!

ya tu sabes, el digno dijo...

Que no lo haríaaa??? mmmmm no sé! he repetido varias veces que, en el fondo, Merce me da miedo...

Yo hace años que no corro por un ferrocarril bajo ninguna de sus formas (tren, metro, tranvia...): Desde que me caí de morros en la estación del "carrilet" en Cornellà. Lo bueno es que el conductor (amigo conductor) se esperó y tuve que subir más avergonzado que dolorido y caminar dignamente como si nada entre los pasajeros que me miraban. Me hice dos cardenales en sendas rodillas, rasguños en las palmas de las manos, rozaduras en los pantalones (manchados de sangre), pero yo me senté impertérrito, cubriéndome el rostro como pude tras el libro de bolsillo. Buffff. Nunca mais!
Ahora, escondo el recuerdo de mi vergüenza tras la apariencia de una digna displicencia, como si yo no tuviera necesidad alguna de correr para llegar a ese p... tren que se me escapa.

a yatusabes el digno, merce le dijo...

Yo no necesito trenes para caerme y hacerme una quemadura en toda la cara. El roce no hace el cariño, comprobado.

Ahora me acuerdo! Me caí porque eché a correr desesperada al ver que llegaba el autobús!

PD.- Te imagino sentado en el tren, chorreando sangre, y tú tan tranquilo, con tu taza de té en la mano. Toda una lección con sabor británico.

Micaco dijo...

Vinga, vinga, hipòcrites, la d'històries porques que segur que us heu imaginat amb les ties bones dels vagons!!!!

a micaco, meeeerrseeeela le dijo...

Micaco, mon amour, jo només m'imagino històries marranotes amb tios bons com tu!

Vinga, perquè no fem un viatge guarro en tren a Ventdelplà, tu i jo???

Micaco dijo...

Aiiiiii Merselaaaaaa,
per tu aniria a visitar tots els esvorancs de dins i fora del tren que em deixessis veure...i comprovar la seva profunditat, és clar !!!!...de tota manera, més que el Vent del plà, prefereixo veure(amb "v" i "b") l'Aigua que pot sortir de les Muntanyes de Venus !!!!!

Per fi, es diuen les coses sense pèls a la llengua (bé, si és amb pèls tampoc passa res!!!!)...

a micaco, meeerrsseeela le dijo...

Micaco, la teva temptadora passió em transporta en el teu tren del plaer, fins al món del desitg!!!

No t'aturis a cap estació!!!!!

PD.- Sort que he agafat el tren pels... pèls, ja, ja, ja, ja!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...