OH, VAYA, EMPEZAMOS LA SEMANA CON UNA RELIQUIA ESCRITA HACE ALREDEDOR DE VEINTE AÑOS…

Señoras con perlas hasta en el paladar, y perlas revueltas con arrugas. Larguísimos abrigos de piel con treinta grados a la sombra. Guardias que intentan dirigir el tráfico sin batuta. Un señor de color (de color negro) con bufandita blanca, charla amigablemente con tres señoras. Cochazos negros recién lavados, de donde salen unos seres resecos con serias dificultades para aguantar bolso y bastón. Chóferes con expresión pétrea que no saben qué hacer con el coche, y miran con envidia a los que llegan en metro... que discreta y tímidamente doblan la esquina para entrar por la puerta del callejón, porque han comprado una entrada más barata y no llevan perlas entre las arrugas (incluso los hay que ni siquiera tienen arrugas).
Para los no arrugados sin artrosis en las rodillas, existen unas hermosas escaleras hasta el quinto piso, con descanso en el tercero para registro de bolsos (“No, señor policía, la bomba me la he dejado en casa, y la navaja está oxidada, como puede ver... y ahora que se ha demostrado que no soy un peligro público y que me ha hecho pasar la vergüenza de sacar todas las bolsas vacías de “Conguitos” que llevaba en el bolso...¿puedo seguir subiendo hasta el quinto piso? Dios se lo pague”).
Para víctimas de gota, ancianos de la cuarta edad, asmáticos, corazones débiles, y curiosos sin prisas, hay una cola, y después de la cola un ascensor, con su conductor y todo. Por la carga de ancianos que suele llevar bien podría tratarse de un ascensor hacia el cielo, pero no, porque sólo llega al quinto piso; y allí, los curiosos sin prisas que no han sido atropellados antes en cada parada del ascensor por las víctimas de gota, ancianos de la cuarta edad, asmáticos y corazones débiles (con bastón), pueden admirar desde sus asientos una hermosa panorámica de otras cabezas durante tres o cuatro horas. Si se ponen de pie, aún tienen la oportunidad de ver cómo brillan las perlas abajo (porque ésas perlas brillan; tremendo, pero cierto).
¿A ver, la orquesta? Bien, aún no se ha dormido ningún músico. Oh, se apagan las luces, se sube el telón... ¡Y empieza la función! ¿Qué es?
Muy bien, se trata del Liceo, un domingo a las cinco de la tarde. Premio.

13 comentarios:

Noemí dijo...

¿Pues sabes qué? que se te ve un estilo diferente del de ahora. Hay matices que recuerdan a la Mercedes actual, y la ironía es palpable, igual que ahora, pero el estilo es distinto. Trabajas con el lenguaje de otra manera (o esa es la impresión que me da a mí)
P.D Está bien que nos enseñes a la Merce de hace 20 años de vez en cuando! claro que sí!!

Anónimo dijo...

Ole, ole y ole. ¡Que bien me has descrito... cuando pasen por mi cuerpo serrano 20 años! Me ha gustado mucho.

PD. Gracias por el sms.

a noemí, merce le dijo...

Claro, es que, aunque soy en el fondo la misma, han pasado 20 años (qué asco, de verdad, lo digo así, como si estuviera contando churros, y estoy hablando de AÑOS!!), y eso se debe notar de alguna manera, digo yo... para bien o para mal, ja, ja, ja!!!

a anónimo, mercedes le dijo...

Entonces...¿nos veremos en el ascensor del Liceo??? Ja, ja, ja, ja!!!!

PD.-¡¡¡SUEEEEERRRRRRTEEEEE!!!!!;-)

ya tú sabes - cherubino ;-) dijo...

queridísssssisssima,

suerte que has explicado que es de hace 20 años: la entrada de los que vamos a gallinero es ahora mucho más digna, como recordarás. y ya no hay control de bolsos: me parece que era más para evitar grabaciones / fotos pirata que bombazos.

otro día puedes relatar tu experiencia con visitantes del país del sol naciente, con un tono más festivo y jocoso si cabe: ya tú sabes... aquello de "look at the floor!"...

ya tú sabes - cherubino ;-) dijo...

queridísssssisssima,

suerte que has explicado que es de hace 20 años: la entrada de los que vamos a gallinero es ahora mucho más digna, como recordarás. y ya no hay control de bolsos: me parece que era más para evitar grabaciones / fotos pirata que bombazos.

otro día puedes relatar tu experiencia con visitantes del país del sol naciente, con un tono más festivo y jocoso si cabe: ya tú sabes... aquello de "look at the floor!"...

a cherubino cherubino, merce le dijo...

...Bueno, es que si nos ponemos así, el Liceo del que hablo hace años que dejó de existir, pasto de unas sospechosísimas llamas...

Por cierto, Yatusabes, sei cattivo recordándome lo del "look at the floor", ja, ja, ja!!! (mi frase aún fue más cutre: "Have you seen the floor"?, así, en plan "¿has visto mi nuevo vestido?")

Fenrisar dijo...

See Here or Here

a fenrisar, merce le dijo...

Fenrisar, vete a cagar.

Lidia dijo...

Por cierto, se vuelven a llevar los zorros, los perlones y también las lámparas con chorreras... tu relato es de plena actualidad veinte años después ;)

a lidia, merce le dijo...

¡Qué bien, moda "Casati"! ¡Me encanta!

¿...Sabes que tengo un zorro de mi tía abuela? Cuando se murió, lo encontraron mis papás en su casa... y me lo pedí!! :-)

c´est pour cadeau dijo...

¡Halaaaaaaaaaaaaaaa! ¿La tía Pietat tenía una "cosa" de esas? No me lo habías contado nunca.

a c'est pour cadeau, le cadeau dijo...

Anda, y no sólo eso, sino un collar (todo falso, of course) superglamuroso, como de principios de siglo (siglo XX, claro, jee, jee)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...