TENGO DOS FINALES BAJO LA MANGA, PERO ME ENCANTARÍA QUE ME DEJARAIS EL VUESTRO… HOY: “SERVICIO DE HABITACIONES”

Dorotea López entra en la habitación 101 con la intención de dejarla impoluta.
Lo primero que hace es abrir la ventana, para ventilar, tal como le enseñó su madre. Lo siguiente, echar un curioso vistazo a su alrededor.
También se lo enseñó su madre.

Dorotea López encuentra una hoja doblada por la mitad sobre la cama deshecha. La coge. Lleva pegado un papelito adhesivo de color amarillo, portador de un mensaje manuscrito: “Léalo, por favor. Deme su opinión, y dígame si debo continuarlo”.
Dorotea López se excita ante el hallazgo; normalmente, nadie le pide ni parecer, ni consejo. Despliega la hoja.

Es el principio de un relato.
Primero, lo lee. Después, se queda pensativa unos minutos. Finalmente, se apodera del bolígrafo que reposa en la mesilla, y escribe sobre la misma hoja: “Estilo un poco recargado. ¿Por qué no incluye más diálogos? En cambio, la historia tiene interés. Adelante”.

Un nuevo día amanece en la habitación 101. Dorotea López entra, pero no abre la ventana; se dirige veloz a la cama. Dorotea López no cabe en sí de gozo cuando ve una nueva hoja. Esta vez, el papelito adhesivo amarillo le dice: “Me sorprende agradablemente que domine el tema. Gracias por sus sabios consejos. A ver qué le parece ahora”.
Dorotea López da gracias al cielo porque alguien le ha hecho caso. Presa del entusiasmo, lee la continuación del relato. Cuando acaba, escribe: “Mucho más ágil. La frase del comienzo es memorable. Los personajes quedan bien retratados por sus acciones. No me defraude con el final”.
El tercer día, Dorotea López abre la habitación 101 con un ligero temblor de manos; ha llegado el momento de recoger la parte final del relato. Previamente, ha hecho sus indagaciones informáticas, porque no sólo es hábil con los aspiradores: resulta que limpia la habitación de un escritor que asiste a un congreso en la ciudad.
Según la costumbre, una hoja doblada remolonea sobre la cama deshecha. “Espero que esté a la altura y que le guste. He hecho lo que he podido. Un cordial saludo, con todo mi agradecimiento”, dice el papelito adhesivo amarillo. Dorotea López devora el relato completo. Permanece inmóvil unos minutos, y por fin, escribe lo siguiente:


...HASTA AQUÍ PUEDO LEER…UNO DE MIS FINALES ES SÓRDIDO (CÓMO NO), Y EL OTRO TIRANDO A GRACIOSILLO… ¿Y VOSOTROS? ¿QUÉ ME PROPONÉIS?

9 comentarios:

Lidia dijo...

Jo, es que lo que se me ha ocurrido creo que no se puede escribir en un blog apto para todos los públicos como este je je... es un poco escatológico... XD
(con la tontería de la marisarmiento, ya verás tú....)

Noemí dijo...

Yo creo que Dorotea López tiene desdoblamiento de personalidad. Por la noche escribe, y por la mañana se lo mira como si fuera otra persona y le encuentra detalles que se podrían mejorar. Así que a la siguiente noche se vuelve a mirar el relato, encuentra lo que ha escrito por la mañana "su otro yo",y mejora su obra. Así pues, este desdoblamiento de personalidad le es muy beneficioso en su oficio de escritora porque al mismo tiempo es autora y revisora de sus relatos, y al final le acaban quedando impecables. Por eso hace tiempo que pensó que, a pesar de que en todos los demás aspectos de su vida este trastorno de personalidad no le acarreaba más que problemas y debería tratarlo, no iba a hacerlo porque no quería privar a sus lectores (y a ella misma) de su gran labor creativa. ¡Y que salga el Sol por Antequera! ;-p

a lidia, merce le dijo...

Jo, mujer, ¿me vas a dejar así? Seguro que con tus variadas armas lingüísticas de la semana pasada, lo puedes explicar y quedar la mar de bien! :-)

a noemí, merce le dijo...

Ja, ja, ja, ja, ja!!!! ME ENCANNTAAAA!!!!!!! ¿Sabías que la peli "Psicosis" es una de mis preferidas? Me atrae mucho el tema del desdoblamiento de personalidad...

Noemí dijo...

Pues no, no lo sabía, pero ahora ya sí ;-p

bruce dijo...

Dorotea también le apunta el final. El libro es un best seller, pero el autor no la menciona ni por asomo en los agradecimientos. Dorotea (que ha revuelto entre los papeles del autor desagradecido)va a su ciudad y lo secuestra (tipo "Misery" de S. King) y le obliga a escribir de cabo a rabo la novela que siempre ha llevado en su cabeza pero que nunca había pensado en escribir... los mensajes del autor ingrato la lanzaron al mundo literario....

a bruce, mercedes le dijo...

Ostras, Bruce, sería un excelente guión para una película! Me he imaginado a Dorotea preparando el secuestro!!

RIGOLETTO dijo...

El relato tiene un arranque original pero no sé si me creo la ingenuidad de la protagonista. Dado que ella sabe tanto de construcción narrativa, lo ideal sería el final no graciosillo, sino sórdido, en el sentido de que cerraría la inconcreción y le daría más sentido a lo anterior. Si lo termina graciosillo, seguramente quede torpe.

Estèrre dijo...

Muy feliz de ver a su nuevo artículo, gracias por compartir esta información de utilidad. Tema, idea, lectura, y lo que ven, cada vez que el sentimiento no es el mismo.
voyance mail gratuite, voyance serieuse par mail

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...