¿QUÉ TAL SI EMPEZAMOS LA SEMANA CON UNA CONVERSACIÓN TELEFÓNICA? HOY: "DÉJÀ VU”

-¿Diga?
-Hola.
-¿Quién es?
-Eso… no importa.
-Pero… ¿nos conocemos?
-¿Qué más da? Necesito hablar con alguien. Esta tarde siento que algo importante y terrible me abruma. El crepúsculo tormentoso me aprisiona, y sólo deseo que el insolente relámpago estalle por mí en el cielo morado, que el ensordecedor trueno grite por mí en la ciudad negra, que la balsámica lluvia llore por mí sobre una naturaleza desengañada. Esta tarde tan oscura, tan misteriosa y rígida, tan espesa como una traidora niebla, implora una tormenta tanto como mi corazón.
-¿Pero qué le pasa? ¿No se encuentra usted bien?
-No… no me encuentro bien. Esta tarde he perdido la brújula que me señalaba el camino. Y me horroriza pensar que los nubarrones me impedirán que por la noche me guíen las estrellas. Soy incapaz de reaccionar ante el vacío que de repente he descubierto a mi alrededor. Y me aferro desesperadamente a esa tormenta que ha merodeado durante horas, sin atreverse a entrar en escena.
-¿…Me permite que le diga algo?
-¿De qué servirá?
-Escúcheme. No tiene nada que perder… Habla usted de manera maravillosa: no dice, sino que sugiere; ilumina el decorado, sin necesidad de luz; riega las palabras de belleza, aunque sea una belleza melancólica… No sé cómo lo hace, pero cuando habla, dejar ver el sol detrás de una nube. Le felicito.
-¿…De… de veras lo cree así?
-Se lo digo de todo corazón.
-Gracias, mil gracias. Me encuentro mucho mejor. Me veo con fuerzas para afrontar la noche. ¿Qué habría sido de mí sin usted?
-No tiene ninguna importancia. Cuídese, Artemio.
-Señorita Marcela, es usted la mejor psicóloga.
-Buenas noches.
-Hasta la próxima tarde, Artemio.

17 comentarios:

Lidia dijo...

Pobre Artemio... es que las almas tan sensibles sufren mucho...
Y menos mal que existe el teléfono para desahogarse uno y darle la lata a los amigos cuando tiene un problema, je je, ... cómo sobrevivía la gente antes? ;)

Noemí rascándose la cocorota dijo...

Marcela y Artemio? hum hummmm
¡Me suena, me suena mucho! un personaje creo que sé quién es, el otro me suena, pero no caigo... Mmmmm
Bonito juego de palabras meteorológico, señorita... Pajarón (perdón, señora ;-p)

a lidia, merce le dijo...

...Pos antes la gente también se contaba sus penas y alegrías, gracias a las socorridísimas señales de humo y a las útiles palomas mensajeras, ja, ja, ja!!!

a noemí rascadora, merce le dijo...

Naaaada, naaaada, no te rasques más, que estos personajes no existen! :-)

PD.- Ostras, puede que sea la segunda vez en mi vida que me llaman "Sra. Pajarón", ja, ja, ja!!!! ¿La primera? Pues... creo que en el ginecólogo, juajuajua!

Lidia dijo...

Por cierto, parece ser que hay algunos comentaristas tuyos habituales que están aún con el síndrome posvacacional... están missing... ;)

a lidia, merce le dijo...

Uff, no veas, ciertos comentaristas se están haciendo de rogar... y eso que ya les he dicho que reclamáis su presencia por el blog... En fin, dejaremos pasar la luna llena, a ver si es eso lo que les impide participar...!

yatusabes dijo...

buenas y feliz rentrée a tod@s.

si los últimos comentarios van por mí -espero no pecar de presuntuoso- tenéis toda la razón: hacía un montón de tiempo que ni entraba. de hecho, visité el blog a finales de julio y en agosto pero seguía cerrado por vacaciones. pero que no se preocupe la dueña que no me he ido a otro blog, como hacen algunos clientes infieles con las tiendas durante el verano.

en fin, al grano: pobre artemio. yo estos días necesitaba también a una marcela para animarme durante el período pre-luna llena. pero bueno, parece que ya estoy volviendo en mí.

un abrazo.

a yatusabes, merce le dijo...

Bueno, bueno, bueno, pero qué caro se ha hecho usted de leer!! Bentornato!

Volverán las fieles aguas cangrejiles a su cauce tras el ataque de los rayos lunáticos? Eso deseamos...

yatusabes dijo...

sí, sí: no llegará la sangre al río.

se ha juntado la luna, con líos laborales en lontananza y el estrés postvacacional. nada que no se cure con una buena ración de chocolate.

a yatusabes, merce le dijo...

¡...Que sean dos!

Noemí dijo...

El retonnnnnno de Yatusabes, yupiiii!!!!!

P.D ¿¡De qué chocolate habláis, drogadíiiiiistos!?

a noemí, merce le dijo...

...Bueno, yo hablaré por mí (Yatusabes, da las explicaciones oportunas si lo crees conveniente). Cuando hablo de chocolate... siempre con leche, que es el más bueno, ja, ja!

PD.- Hace muchisísisisimos años, hablando con unos chicos la mar de majos, me dí cuenta al cabo de un rato de que no estábamos hablando del mismo "chocolate"!!!! Me sentí bastante tontorrona, ja, ja, ja!!!!

yatusabes dijo...

yo, del de toda la vida, chocolate negro, de cacao.

para inspirarme, me gusta más la absenta. es como más literaria, ¿no?

a yatusabes, merce le dijo...

Moi, je ne sais pas; je suis... absente.

Anónimo dijo...

jijiji, con lo francés que es ese espíritu. (on l'apelle absynthe, n'est-ce pas?)

Bueno, alguien debería reconducir esto hacia el probre Artemiom, ¿no?

a anónimo, merce le dijo...

No, si yo no me refería a eso, sino que estaba "ausente", c'est-à-dire, "absente"!!!

Pobre de mí, si yo soy... abstemia! ;-)

PD.- No te preocupes por Artemio; parece que desde la conversación con Marcela, está bastante bien.

Lidia dijo...

Hombreee, yatusabes, cuánto tiempo! Ya te echábamos de menos por aquí ;)

Yo, para tener menos síndrome, ya estoy pensando en las próximas vacaciones, de ilusiones que vive una ... ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...