¿ME CONTÁIS ALGUNA ANÉCDOTA COMO TURISTAS? MIENTRAS, YO OS CUENTO “SOUVENIR”

Alfredo habría regresado mucho más feliz de sus vacaciones en Nueva York si una ardilla de Central Park no le hubiera dado un tremendo bocado en un dedo de la mano. Vamos, fue más que un mordisco; en realidad, casi se lo arranca de cuajo.
Días atrás, Alfredo había hecho varias fotos memorables: junto a unos valerosos bomberos y su impresionante camión, al ladito de aquel vaquero de Times Square que toca la guitarra en calzoncillos, en la mismísima puerta del siniestro edificio Dakota, en la trágica Zona Cero, en fin, en todos los rincones míticos y con todos los personajes típicos de esa ciudad que conocemos de memoria sin necesidad de ir.
Pero la imagen exótica y genuina con la que Alfredo soñaba era una foto dando de comer a una despreocupada ardillita de Central Park; estaba dispuesto a dar su brazo derecho, si era necesario, para lograrlo…
El último día se fue pues hacia allí, con su bolsita de frutos secos como cebo. La estrategia funcionó: el animalito más avispado y rápido del inmenso parque bajó por el tronco de un árbol y no tuvo reparo alguno en recoger la mercancía directamente de la mano. Clic. La cámara se disparó en el momento adecuado. Alfredo sonrió con dichosa satisfacción: todo había salido a pedir de boca.
Por suerte o por desgracia, el aparato no captó la escena siguiente, cuando la dulzura de la ardilla se transformó en incomprensible y descontrolada cólera… Quizás el flash le había indignado, o tal vez odiaba las avellanas, quién sabe…La cuestión es que el dedo de Alfredo fue la víctima inocente de esa ira desatada.
Pero veamos el lado positivo; afortunadamente, no fue necesario que Alfredo diera su brazo derecho para conseguir la foto; le bastó con el pulgar.

18 comentarios:

Lidia dijo...

je je... ;)
Pues, hablando de mordiscos, a mí me picó un pez raro en Túnez y viví toda una odisea, primero para llegar hasta el puesto de la media luna roja (que en la playa me dijeron "está justo detrás del hotel" y resulta que tardé como veinte minutos en llegar, y a esto, como se suponía que estaba "justo detrás" mi amiga y yo íbamos con el bañador y sólo la toalla por encima, y nos estuvimos paseando por todo el pueblo, en el que las mujeres iban tapadas de la cabeza a los pies, con tan ligerito atuendo)

Y luego, con el médico fue el acabose, pero no me extiendo más... ;)

JMEC dijo...

YO NO QUIERO AVELLANAS YO QUIERO PANILLES Y BONIATUS Y SI NO SABIA DONDE APRETAR PUES LA ARDILLA NO IBA A ESTAR TODO EL DIA ESPERANDO,ABRIGATE QUE HACE FRIO..........

cristal00k dijo...

¡coño con las ardillas!, claro que con esa pinta de marisabidillas no debería extrañarme.

Mercedes dijo...

LIDIA, a ver, explícate: ¿por qué no te extiendes más, y vas y me dejas sin saber qué pasó con el médico??????

:-D

Mercedes dijo...

JMEC, tú sí que sabes, ja, ja, ja!!!

PD.- Ya me he puesto la bufanda, y no me la quito hasta el 40 de mayo!

Mercedes dijo...

CRISTAL00K, entre tú y yo... ¿Verdad que las ardillas son un poco asquerosas? Siempre las he visto como ratas con delirios de grandeza, ja, ja, ja!!

Rogelio Jarquín dijo...

afuera del café Barbierí hay una montaña de radadores: Cementerio de electrodomésticos mientras escribo en esta mesa que baila de la pata izquierda.
Entre el primer y segundo sorbo de café me dieron ganas de escribirte. Amanecí con el tono del día de ayer; nublado y algo desorientado, es como si un trozo de de sueño se hubiese colado en este otro lado de la realidad. Y de pronto, sin venir a cuento, me dieron ganas de ser otro, quizás Mauricio Babilona y poder enviar una bandada de mariposas a tu portal con este mensaje. Pero mejor volver a ser yo, y adiestrar con paciencia el mirlo de hojalata que compré ayer en el mercadillo.
Es posible que para invierno pueda agitar las alas y volar hasta tu portal para decirte con un piar metálico que entre el primer y último sorbo de café me entraron ganas de escribirte…

JMEC dijo...

he perdido mi neuronas no se ni donde estan,por aqui no estan,bueno te veo otro dia y no te quites la bufanda,hasta que salga el sol.............

Mercedes dijo...

ROGELIO, he dejado en mi balcón, al lado de mis rosas de papel, algo de comida para tu mirlo de hojalata. Por si viene volando este invierno.

Mercedes dijo...

JMEC, mira qué se me había pegado a la bufanda! Una neurona!

Te la devuelvo...

Noemí dijo...

Eso es que esta era una hermana de Banner y Flappy. A ella no la quisieron coger para hacer los dibujos animados y claro, de tanta rabia que le dió desde entonces no puede ver una cámara ni en pintura ;-)

Mercedes dijo...

NOEMÍ, qué mala es la envidia "ardillil", ja, ja, ja!

Anónimo dijo...

¿Esa foto es de cuando estuviste allí? ¿Fue antes del 11-S?

¡Yo quiero ir! ¡A ver si haces algún sorteo entre tus seguidores habituales! Para fomentar la participación, digo. ;-)

Yatusabes

[Ya empezamos - no puedo poner mi nombreeeeeee]

Mercedes dijo...

YATUSABES, yo ya fuí sin las torres gemelas (ya tuve suficiente con subirme al Empire State Building dos veces, después de una cola de una hora y maltratada por los vigilantes, qué asssco. Sólo me habría faltado subir también a las otras).

Oye, oye, yo había hablado de una merienda bloguera, nada de sorteos de viajes a New York... ¿pero qué te has creído??? ;-D

diablesa dijo...

jajaja anécdotas te puedo contar un ciento Mercedes, pero bueno una para animarte un poco y te rías.
En uno de mis viajes a Canadá, fue vía Amsterdam, al llegar al aeropuerto para coger enlace, me entró una ganas de ir al wc tremendas, fue como un cólico, total que leí toilet y entre sin fijarme en cual, hago mis necesidades ( por cierto si tardo un segundo mas me cago)y, cual no es mi sorpresa que al salir veo a un tío orinando de pie,creo que los dos pusimos cara de !! y esta/O! total salí disparada al baño de señoras para lavar las manos, jajajaj me dio tal ataque de risa que creo no voy olvidar mientras viva......mira que entrar en el wc de caballeros.... feliz semana

Mercedes dijo...

DIABLESA, juajuajuajuajua, menuda anécdota!!! Pero es que hay momentos "urgentes" en los que una no está para cartelitos, jajajaja!

Un beso!

yatusabes dijo...

y más cuando ponen cartelitos de esos que para entenderlos has de tener un máster en arte postmoderno!

con lo bonito que era lo de la chistera y la sombrilla!

de todos modos, a mí no me importa tener baños unisex en plan Ally McBeal!

Mercedes dijo...

YATUSABES, yo contarte un secretito: cuando tengo que ir al lavabo de un restaurante (si consigo no caerme al suelo por el camino, ejem), y el de señoras está ocupado (como suele suceder a menudo), me meto en el de caballeros (tras cerciorarme de que no hay nadie, bien sûr). Soy tan rápida y discreta que hasta la fecha no he tenido ningún percance...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...