¿LLEGO TARDE PARA EL 14 DE FEBRERO...O PRONTO PARA EL PRÓXIMO?...HOY: "CARTA DE AMOR"

Mi querida y anhelada espectadora:
Hoy, nuestra cita semanal vendrá coronada por esta carta. ¿La razón? Bien la sabes, picaruela, de modo que no abras tus sonrientes ojos fingiendo sorpresa; conmigo no necesitas sacar tu cajita de encantos para tenerme cautivo a tus pies.
Hoy, querida, es 9 de mayo. Hace cuarenta años que nos conocimos. Ese día, asomado
desde mi dimensión de sueños engañosos y mentiras mágicas, te descubrí discretamente sentada en el asiento 24 de la mítica fila 7. Fui el elegido de un instante único, de un intenso destello que se convirtió en mi punto de no retorno. Y yo, que hasta entonces había alimentado mi ser de aplausos aduladores y de hermosísimas mujeres que me acompañaban en increíbles gestas, caí desarmado ante tu expresión sencilla, hecha de tímida adoración y de deliciosa pasión contenida.
Esperé con loca avidez la siguiente sesión a la que asistirías, para revivir juntos mis aventuras en blanco y negro. Sabía que volverías. El ansiado reencuentro se produjo una semana después. Sentí de nuevo la llamada silenciosa de tus ojos brillando en la oscuridad, y en ese momento comprendí que estaba perdido.
Desde entonces, una vez por semana, nuestros mundos han permanecido unidos de la manera más atípica y profunda durante una intensa hora y media que hacía del tiempo un puñado de arena en las manos. Sin haber podido dar con la clave que nos permitiera saltar de una dimensión a otra y estar físicamente juntos, lo hemos compartido todo, lo hemos hecho todo, y nos lo hemos dicho todo. Lo que parecen haber inventado los enamorados actuales con las nuevas tecnologías como cómplices para sus relaciones virtuales, querida mía, ya lo inventamos nosotros hace cuarenta años en la oscura sala de un cine.
Con mi carta, te invito a renovar esta locura nuestra, y a pasar juntos cuarenta años más. No, no me importarán las huellas del tiempo en tu semblante, ni tendré en cuenta tu cabello salpicado de estrellas plateadas. Sólo te pido dejar que la arena siga escapándose imaginariamente por entre nuestros dedos entrelazados hasta la eternidad. Sigue ocupando el asiento 24 de la fila 7, porque te necesito allí; tu presencia hace que mi existencia de celuloide tenga sentido.
Te espero mañana, como cada semana, y no olvides que te pertenezco en imagen y alma. Tuyo, entregado y devoto,
Gary Cooper.

31 comentarios:

aminuscula dijo...

Estas historias silenciosas. Las ilusiones escondidas para reavivarse un poco.

Me ha gustado el cuento-carta, sí. Ahora espero el siguiente.

Falete dijo...

Merce... conoces alguna medicina para sofocar la nostalgia? convendrás conmigo en que las cosas, bien salgan mal o bien, no evitan que el matrimonio recuerde con suspiros mortales esa primera cita en la fila 7 del cine... Es como si nunca quisiéramos salir de ese primer día, aunque también es cierto que... si todos los días fueran en la fila 7, ¡la cita se desvalorizaría!

besos cinéfilos! (y obscurófilos)!
besos

Rosa dijo...

Gracias por tu apoyo y cariño he puesto una nueva entrada en mi blog para que conozcais el sitio donde naci y me he criado, de momento sera mi ultima entrada hasta que me opere, espero volver pronto y daros las gracas personalmente
Tengo enlazado en el post un blog precioso de Extremadura, me encantaria que lo vistaras

Un besito cielo y hasta muy pronto Rosa

Daniel Os dijo...

Asiento 24 de la fila 7… y durante cuatro décadas los números intentan ilustrar de mística la verdadera magia que es la de un amor devoto, de 24 horas por 7 días a la semana.

Qué bonito recuerdo traés hoy por aquí.

Un beso,
D.

El sereno de los faros dijo...

el deseo siempre marca el ritmo del amor. Como siempre extraordinario carta relato.

besos,

Alberto dijo...

¿9 de mayo? uuummmm.......
¿Podría ser yo quien acompañara a esa espectadora fiel?
Cuídate y que tu noche sea de cine.
Besósculos admiradósculos.

Lely Vehuel dijo...

Muy bello cuento ,yo acompañando al tiempo, me paso por este tu lugar de visita, para disfrutar de tus entradas en tu blog que siempre sigo y que tanto disfruto,es un espacio tan bonito y hace bien leerte...
Tienes una invitacion a mi blog Cuentos y Orquideas para si quieres, leer mi nueva fabula.Te saludo como siempre con un gran abrazo,mucha luz y hasta pronto...

PABLO FRANKO dijo...

Hermoso cuento/carta. Me lo había figurado al Humprey Bogart, mostrando la ternura del final de Casablanca, viendo el avión partir. Un abrazo

Rayuela dijo...

ahhhhhhhhh!!!!!!!!!!!!
pre-cio-so cuen-to*



besos y suspiros♥

a aminuscula, mercedes le dijo...

Huuuummmm, estaría bien saber la respuesta de ella; esa sería una posible segunda parte...

Un gran saludo!

a falete, merceditas le dijo...

La nostalgia, mon cher Falete, es inevitable y necesaria, pero como todo, con moderación. Y si ese primer día se recuerda con más nostalgia que alegría, no sé, no sé, quizás esa fila 7 no era la mejor para ver la peli...

Un beso y una sonrisa!!! Mua! :-D

a rosa, mercedes le dijo...

Pasaré a leerte, por supuesto! Y espero de todo corazón que todo vaya bien!!!

Un gran abrazo!

a daniel os, mercedes le dijo...

Boquiabierta me has dejado por haber interpretado a mi subconsciente!! Esto me hace pensar que debería comunicarme con él más y mejor...

Daniel, siempre inteligentemente sorprendente! Y sin más "-entes", te mando un beso!

al serenodelosfaros, merce le dijo...

...Y todo dentro de la oscura sala de un cine, con la única luz del haz que proyecta la película...¿No te recuerda a un faro?

Un beso!!!!

a albertito, merceditas le dijo...

La respuesta es... sí, hágase.

Y ya sabes, hasta el 9 de mayo, no te quites el sayo, jajajajaj.

Un besósculo agradeciósculo por tantósculo, siempre. Mua!

a lely vehuel, mercedes le dijo...

Gracias siempre por tus comentarios llenos de luz. Pasaré a leerte con mucho gusto, por supuesto que sí!

Un gran abrazo!

a pablo franko, mercedes le dijo...

Habría sido una bellísima imagen, pero aquí reconozco que mi subconsciente me ha vuelto a traicionar, porque...¡no soporto a Humprey Bogart! Gary Cooper no es que me entusiasme, pero me atrajo más. Aunque, si quieres que te diga la verdad, es Monty Clift quien debería haber escrito esa carta...

Un abrazo antes de subirme al avión con el sr. Bogart! (no lo soporto, pero ha insistido tanto...!)

a rayuela, merce le dijo...

....Y tu suspiro llenó toda la sala a oscuras...

Besos vengativos, je, je, jeee...

HISTORIASDEJMEC............ dijo...

ME PARECE QUE ES REPETIDA,QUE MALO QUE SOY.....ABRAZOS......

HISTORIASDEJMEC............ dijo...

YO ESTUBE AQUI....ABRAZOS.....

jordim dijo...

qué grande, me ha molado mucho.

machulá dijo...

... ya decía yo que me sonaba tu cuento, que seguro que ya lo habías puesto en el blog...y justo al final ( gary cooper ) me he acordado de por qué lo había leído ya, siesqueeeee....

ha sido la piruleta lo que me ha despistado,me ponen golosinas y estoy perdida,jajaj

MURIOLAMAGIA dijo...

Holaaaaa.

Has venido a mi rincon y..por la pinta creo que te va a quedar pues bien...he querido ver como eres y sobre todo...como escribes y....me ha encantado esta carta hermosa. Esta hermosa carta de una enamorada a rabiar del cine y de uno de sus actores mas universales.
Recuerdo algunas pelicula que me entusiasmaron de Gary Cooper, sobre todo la mitica "Solo ante el peligro" no me extraña que tuvieras un sitio reservado en esa fila 7.

Si me permites...me quedare para seguir deleitandome con tus relatos.


Mi mejor sonrisa para ti.

a jmec, mercedes le dijo...

No, hombre, no, que el que se repite eres tú, que me has dejado dos comentarios, ja, ja, ja! Es broma; ya sabes que me encanta que pases por aquí, y si me dejas mil comentarios, todos serán requetebienvenidos!

Un abrazo!

a jordim, mercedes le dijo...

No es la primera vez que la oscuridad de un cine ilumina más que el propio sol... (jo, menuda frase, suena a plovelbio chino)

a la machulá, pseítas le dijo...

Vale, ahora ya sé quién se la ha zampado y me ha dejado sin postre, juajuajua!

a muriolamagia, mercedes le dijo...

Hola!
Gracias por tu visita, tu comentario y tu sonrisa, pero por favor, por favor, por favor...dime que te has confundido de blog porque, que yo recuerde....no he pasado nunca por tu rincón! Ay, madre, a ver si va a resultar que tengo un alzeimer galopante...!! En cualquier caso, que sepas que ahora sí pasaré a visitarte, cómo no...

Un gran saludo, y hasta pronto!!

Minoe dijo...

Y a todo esto, señora cinéfila, romanticona y nostálgica... cuánto hace que no va usted a un cine? eh? dime, dime... ;-)

CROMOSOME dijo...

Y se siente esa ansiedad, y ese gusto por vivir la vida. Se siente la magia por lo dudosamente existente, pero sólo sé que existe, y se siente.

Saludos

a minoe, merce le dijo...

Pues déjame pensar...Ah, sí! Pues cuando dejé de ir, las pelis no eran todavía en color, juajuajuajua!

a cromosome, mercedes le dijo...

Es esa sensación que se palpa en la mentirosa oscuridad de una sala de cine...

Un gran saludo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...