¿SE PUEDE EXPORTAR EL SUEÑO AMERICANO A OTRAS TIERRAS?… HOY: “LA HAMBURGUESA NORMANDA”

Philippe Lecon vive, y bastante bien, gracias a la mala suerte de un paracaidista estadounidense. De hecho, en su pueblo, todos viven bastante bien gracias a ese desdichado que, la noche del 6 de junio de 1944, en lugar de aterrizar discretamente como hizo el resto de sus compañeros, quedó para su desgracia colgado del campanario de la iglesia.
A medida que fue pasando el tiempo, este peculiar episodio del desembarco de Normandía fue atrayendo curiosos. Al intuir un apetitoso filón por explotar, el mecanismo para sacar dinero al turismo morboso se puso en marcha: sobre una tierra arada por armas, regada con sangre y abonada con sufrimiento nació un museo de la Segunda Guerra Mundial; a su alrededor, como malas hierbas, brotaron inevitablemente múltiples tiendas de “souvenirs” bélicos. Y como delirante elemento conmemorativo, a modo de guinda sobre un pastel de plástico, se instaló a un maniquí disfrazado de soldado, con paracaídas incluido, en el campanario de la iglesia.
Fue un éxito arrollador.
Pero todas estas iniciativas de dudoso buen gusto se quedaron cortas ante el ingenio de Philippe Lecon: ese niño desobediente, luego joven bueno para nada y finalmente adulto parásito, no quiso desaprovechar la ocasión y montó un establecimiento de comida rápida en el que por 10 euros, un turista morboso puede degustar hoy en día una malísima hamburguesa recalentada en el microondas con abundante guarnición de patatas fritas congeladas, junto a una bebida refrescante de cola, utilísima para empujar el bolo alimenticio al estómago.
En la actualidad, mientras ve ondear orgulloso las barras y estrellas de la bandera izada sobre la puerta de su local, Philippe Lecon sigue recordando con entrañable cariño al paracaidista del campanario y se siente, por qué no, un poquito norteamericano.

26 comentarios:

david quintana pantoja dijo...

Espero que esta historia para nada sea real. Aunque el en el mundo que vivimos no me extrañaría que se pudiera hacer negocio con estos temas.

Como siempre saciaste un poquito este impulso por leer tus historias.

Que tengas buen día.

Besos.

a davidquintanapantoja, mercedes le dijo...

La realidad supera a la ficción, amigo. Todo sucedió de verdad. Quizás lo haya exagerado un poco, eeeejem (parece un pueblo de desalmados psicópatas, jajaja), pero la esencia es tan real como que me llamo Mercedes.
La pregunta ahora es si de verdad me llamo Mercedes, jajaja!

Un beso!

Rocío González dijo...

Creo que todo el mundo se ha ido a comer hamburguesas, o estan embobados con la luna de octubre (o ambas cosas).
Abrazo sin paracaidas.
Ro

HISTORIASDEJMEC............ dijo...

POR FAVOR QUE LO BAJEN YA QUE ES MUY MAYOR....ABRAZOS.......

blasblog dijo...

la historia està llena de bizarrìas, en las que la realidad se rìe de la fantasìa, el espìritu màcabro mueve espìritus aburridos de la realidad que se nutren de fabulas e leyendas de sangre.(en Puglia en estos dìas hay autobuses turìsticos para ir a visitar la casa en la que una familia matò a la sobrina..)
un saludo y gracias por pasar
Blas

Susi DelaTorre dijo...

Qué extrañas palancas mueven este mundo...

Genial y terrible.

Un abrazo, Mercedes (?)

;)

a rocío gonzález, mercedes le dijo...

Pues si son las de Philippe Lecon, que no les pase nada, jajajaj!

Abrazo con luna ya menguante (snif)

a jmec, mercedes le dijo...

El reúma que habrá cogido el pobre....!!!!

Un abrazo!

a blasblog, mercedes le dijo...

Una vez más, coincido plenamente contigo. Por lo que me cuentas de Puglia, quizás el turismo morboso no se haya explotado lo suficiente...

Las gracias te las tengo que dar yo, amigo Blas... Un saludo!

a susi de la torre, mercedes le dijo...

Ja, ja, ja, ja, ja! Tranquila, puedes eliminar el interrogante, jajajaja!

Un abrazo, Susi!

mariarosa dijo...

¡Ay de todo en la viña del Señor!

Querida Mercedes, nunca falta un sinvergüenza, que aproveche la desgracia ajena.

Muy buena entrada.

mariarosa

Daniel Os dijo...

Si algo sucedió luego de la 2da Guerra Mundial, es que los pueblos entendieron que no son enemigos, que los enemigos son sus gobiernos. De todas formas nadie aprendió a votar mejor o rebelarse más vehementemente... aunque ese es otro asunto.

Si de invasión comercial, oportunismo o transculturación hablamos... Happy Halloween!
D.

Ismael U. V dijo...

Sabes, Mercedes, esta vez no estoy para nada de acuerdo con tus palabras, quizá porque no hayas viajado mucho, pero en ese sentido creo que no puedo estar de acuerdo.
Viviendo en Los Ángeles, puedo decir que, si bien el americano no tiene una cultura de la comida, la mayoría de los países que critican o se burlan de esto, lo hacen por una cuestión de sabores y elaboración, en lo cual se puede decir que han progresado, pero si hablamos de comida basura, todos en general comen comida basura, ya que pocas culturas saben lo que es comer sano, y lo digo como vegetariano que soy, para poder criticar otra cultura miremos primero la nuestra, y vamos a descubrir todo lo criticables que somos. Y bueno, por eso me gusta la comida indu, aunque soy judío, pero la cultura de india es completamente vegetariana, eso si me parece un escalón mas elevado en cuanto alimentación.
Te dejo un abrazo grande, y me gusto pasar a leerte, siempre es interesante y muy lindo tu blog :)

apm dijo...

Este pobre la hamburguesa normanda a costa de la desgracia ajena del que fue a liberarlos, y hoy, el jaloguín de todos los santos (lo pongo así españolizadito, porque a ver, si no puedes con el enemigo, ya se que no te queda otra que unirte a él, pero que vamos que lo de los muertos vivientes, ya me dirán, ya)... lo del sueño americano tipo peli de Hollywood, es desde luego intenso e insistente, qué más dá que sea como elefante en cacharrería !eh, qué más dá!... arrollando a troche y moche...
Enfin, sin duda, la realidad, como siempre, supera a la ficción !mundo éste!

Mil besotes gordossss

Malvada Bruja del Norte dijo...

Jajajajaja...Siempre le tuve cierto cariño al paracaidista, por patoso, porque dicen que se quedó sordo...pero tu historia es mucho más :-)))

Minoe dijo...

Pues mira que ese nombre de "hamburguesa normanda" resulta llamativo y apetecible... ¿no será por eso que ha tenido éxito? :-)

P.D Veo que el viaje estival te inspiró... qué bien :-D

a mariarosa, mercedes le dijo...

Eso es lo que más abunda...! Pero si al menos fuera un sinvergüenza que diera bien de comer...

Un abrazo!

a daniel os, mercedes le dijo...

...Y yo, que pensaba que la globalización nos iba a servir de algo positivo...! Pero por ahora, sólo nos han dado calabazas...

Un beso, señor Os!

a ismael u. v., mercedes le dijo...

Hombre, Ismael, me encanta que des tu opinión sincera, porque significa que hay confianza! Mira, ya que has sacado el tema, voy a aprovechar para añadir algo: esta historia, como casi todas las de mi blog, no refleja en absoluto lo que realmente pienso sobre el tema planteado, y en este caso, menos todavía, porque soy una verdadera adoradora de las hamburguesas, desde las deliciosas y suculentas que comí en “Harry’s”, en Nueva York, como las del “Macdonalds” de mi ciudad (como ves, no tengo el gusto muy definido, jaja). Se trata simplemente de la historia de un personaje que saca provecho de unas circunstancias particulares y que por supuesto, no ofrece ninguna calidad en la comida que sirve; si hubieran sido pizzas, por ejemplo, habría pasado exactamente igual: habría servido algo parecido a suelas de zapato. Es un problema de los lugares turísticos, no de la comida en sí.
No me gustaría que se confundieran estos relatos con mi forma de pensar. Pasa lo mismo cuando escribo algo en primera persona: ¡Por supuesto que no estoy hablando de mí! Si quisiera explicar algo sobre mi vida personal o lo que pienso, habría creado otro tipo de blog...No olvides nunca que “los cuentos, cuentos son”.
Te doy las gracias por tu opinión y por tu amable sinceridad; odio que la gente se calle las cosas. Sigue pasando por aquí, por favor; es todo un placer leerte!

a apm, mercedes le dijo...

Ja, ja, ja, ja, ja, ja, el jaloguin de todos los santos me ha llegado al cuore, jajajajajajaj!

Te mando un beso... y no te doy calabazas, ea!

a malvadabrujadelnorte, mercedes le dijo...

Mira, esto de que dicen que se quedó sordo... no lo había oído nunca!

Contenta de volver a verte por aquí!

a minoe, merce le dijo...

¿Qué, hace una hamburguesita, nena? Normanda, bien sûr...:-D

Rayuela dijo...

Conozco alguno Philippes por estos lares...sabés cómo les llamamos aquí a esos arribistas? Les llamamos "paracaidistas"!

besosmilesmerceeeeeeeeeeeeeeeeee!!!!*

El Señor Dáltanos dijo...

Turismo morboso es una forma muy precisa de referirse a este hecho ficcionado! Espero que si te llames Mercedes, no se si pueda imaginarte con otro nombre, jejeje! Saludos en tono Cordial!

a rayuela, mecha le dijo...

Jajajajajajajajajajaj! Rayuela, cerraste el círculo, jajajajajaja!


Besos caídos del cielo!!!

al señor daltanos, mercedes le dijo...

Efectivamente, llámome Mercedes, jeje.


Un gran saludo, admirado señor!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...