OS DEJO CON UNOS DESVARÍOS POSTERIORES A UNA RECIENTÍSIMA EXPERIENCIA HOSPITALARIA…HOY: “UNA CAUSA PERDIDA”




La habitación 206 es una prueba de fuego, y nunca mejor dicho. Bien lo pueden confirmar todos los pacientes que allí han estado ingresados a la espera de curarse o de morirse.
Y no sólo ellos: los familiares y amigos que acuden de visita hacen exagerados aspavientos, incluso antes de saludar al convaleciente e interesarse por su estado, debido al excesivo calor que destilan sus cuatro paredes, y tachan enseguida de tormento infernal las condiciones bajo las que sus seres queridos van desgranando los días.
Sólo la cuidadora de uno de los enfermos, mujer de profunda sensibilidad emocional, pasa las solitarias noches tiritando dentro de sus cuatro jerséis, porque desde el hostil sillón en el que le toca velar hasta la salida del sol, siente dentro de aquella habitación cada una de las infinitas capas de espeso sufrimiento acumuladas durante años.
Y ella, que no aprueba las cartas de la injusta baraja del destino, que se rebela contra el dolor propio y ajeno, y que reza inútilmente pidiendo otro mundo mejor, es asaltada a la llegada del alba por la indefectible certeza de haber rogado a una causa perdida. Es entonces cuando abatida y necesitada de huir de aquel gélido pozo, recoge sus enseres y escapa presurosa por los pasillos hacia la salida, con la esperanza de recuperar sobre la superficie de su cotidianeidad la calidez del que todavía siente fluir la vida por sus venas.

31 comentarios:

Mercedes Pajarón dijo...

Espero poder recuperar mi bendita rutina de una vez y visitaros con regularidad. Echo de menos leeros, el contacto bloguero...!!

seriecito dijo...

Creo que hay muchas habitaciones 206...

Marcos dijo...

Te ha salido una descripción perfecta. Te aseguro se ha mejorado muchísimo, pero aun hay muchas 206. Largo es el camino.

Alberto dijo...

Amiga, qué privilegiado fue ese paciente que tuvo los cuidados de la mejor cuidadora que puede darse. Sin duda que su mejoría fue debida a ello.
Y sí, sin duda, que la calidez de la rutina volverá para ella y para quienes la quieren, que tanto la necesitan.
Besósculos de felices rutinas. Buena semana.
Cuídate.

m.p.moreno dijo...

Mercedes, me has emocionado con tu descripción porque no hace un año pasé la noche en esa habitación —tal vez con otro nº— y el amanecer nos trajo el final del ser tan querido.
Un cariñoso abrazo:)

a seriecito, mercedes le dijo...

...Y siempre están ocupadas.

a marcos, mercedes le dijo...

Mientras haya cualquier cosa que mine nuestra salud, tendrán que existir...

Un abrazo.

a albertito, merceditas le dijo...

Pues fue un paciente que por las circunstancias no pudo ser impaciente, jajaja.

Feliz semana y besósculos varios. Mua!

a m.p.moreno, mercedes le dijo...

De esas habitaciones sólo se puede salir pletórico o con las manos vacías. De ahí que estén impregnadas de tantos sentimientos...

Un abrazo sentido.

David C. dijo...

Me dejas pensando con el final que le das.
Saludos
David

Mar dijo...

La cálida sonrisa de la cuidadora es el mejor bálsamo para sobrellevar esa espera, aunque en algunos momentos las lágrimas y el sudor se confunden en ese mar de sufrimiento.
Me he sentido muy identificada con tu sentir en esa experiencia.

Besos.

cristal00k dijo...

Todos, hemos estado alguna vez en una 206.

Preciosa historia y encantadora narradora. :)

Natalia H. Fontijn dijo...

La humanidad doliente Mercedes. COnmovedor.
Abrazos

Nieves dijo...

Mi hermana ha estado estos días visitando en un hospital y ha tenido parecidos desvaríos, supongo que debe ser la calefacción a modo INFERNO que perece ser no hay recortes en este apartado....

MIL BESOS :)

Maria Rosa Giovanazzi dijo...

Creo que es un misterio, al que no le encontraremos solución... ¿O sí...?

mariarosa

a david c., mercedes le dijo...

Bueno, tampoco le des muchas vueltas...

Un saludo!

a mar, mercedes le dijo...

¿Quién no ha vivido una experiencia parecida alguna vez?

Un beso.

a cristal00k, mercedes le dijo...

Con lo chulos que son los hoteles, y más de una vez acabamos en esas otras habitaciones...

Un besito agradecido, muaa!

a Natalia H. Fontijn, mercedes le dijo...

Se esconde en hospitales...pero existe.

Un beso y hasta muy pronto!

a nieves, mercedes le dijo...

Me pregunto si lo harán deliberadamente para que nadie se quede allí mucho tiempo, jajaja!

Un beso!

a mariarosa, mercedes le dijo...

El misterio se desvela en cuanto uno consigue salir por su propio pie de allí, jajaja!

Un abrazo.

Maria Thegirl dijo...

Me encanta como escribes, has hecho un post genial.

Me quedo por aqui, espero que te pases por mi blog y me sigas.

http://thegirl26.blogspot.com.es/

Anca Balaj dijo...

Estoy disgustada: te había comentado en Facebook este regalo de vídeo y, al volver a por mi merecida respuesta, vi que no se había publicado. Y ahora ni me acuerdo de lo que decía, sólo que había sido un placer verte y oírte. Snif.

Un beso

ROBERTO ANGEL Merlo dijo...

Verdad Mercedes, cada vida es una causa perdida, de momento que nacemos para vivir, e indefetiblemente morir. Lo comprendemos sobre todo cuando acompañamos a un enfermo de la familia. Cuando somos nosotros los enfermos es distinto, nuestroa afán de ganarle a la parca nos hace olvidar del resto.
Y en eso se basa la forma de vida de nuestro planeta,no se si de otros, cada ser vivo se alimenta a su vez de otro ser vivo, y así es una cadena interminable y continua. Y por supuesto que los humanos no escapamos a ese designo, somos quizás los mayores depredadores del planeta.
Te agradezco el comentario en mi blog: eres la única que entendió el desvarío de mis palabras, y no buscó fondo o intensión oculta.
Me recorfonta que lo hayas hecho.
Un abrazo,
ROBER

a maria the girl, mercedes le dijo...

Muchas gracias por tu visita y por tu comentario...¡Pasaré a verte!

Un abrazo.

a anca balaj, mercedes le dijo...

...Pues que sepas que en parte eres culpable de estas videochapucillas...¿Para qué sirven si no los cursos de creatividad, eeehh? :-)

Un beso, profe :-)

a rober, mercedes le dijo...

A ver si el ser humano acepta de una vez por todas que en la vida existe un lado más amargo que a todos nos puede afectar en mayor o menor medida.

Fue un placer comentarte porque tu entrada me gustó especialmente. Un abrazo y hasta muy pronto.

Lapislazuli dijo...

Hay tantas habitaciones 206, por suerte siempre habrá cuidadoras como la de tu relato
Abrazo

a lapislazuli, mercedes le dijo...

Como dicen por ahí, siempre hay un roto para un descosido, jejeje.

Un abrazo.

Lysa Light dijo...

Su sitio es maravilloso y diverso. La situación de discapacidad y insomne estoy siempre ocupado gracias a ti.
Buena suerte!

voyance gratuite par mail ; voyance gratuite

voyance gratuite en ligne dijo...

Mi hermano me sugirió que podría como este blog. Él era totalmente correcto. Este post realmente hizo mi día. Cann't imaginar cuánto tiempo que había pasado por esta información! ¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...