COSAS QUE PASAN EN PRIMAVERA…HOY: “MANOS FRÍAS, CORAZÓN CALIENTE”

Aquella mañana ocre, no fue el tirano despertador quien sacó a Anselmo Abril de su mundo onírico, sino la algo más indulgente jubilación anticipada.
Era el primer día de una nueva vida. Ni mejor, ni peor. Sólo nueva.
Recordó que la noche anterior, su joven esposa le había organizado una excitante jornada:
-Mañana, sobre las once, viene el de los congelados -le había dicho, antes de dormirse-. Te dejo el dinero justo en la estantería del salón.
-¿No estarás tú? – preguntó el marido, un tanto sorprendido.
-Huy, qué va, qué va, si tengo depilación, luego pelu, y un masaje relajante antes de comer…-y apagó la luz de la mesilla de noche.
“Claro, soy yo quien cambia de vida, no ella”, dedujo el ocioso novato, en la más completa de las oscuridades, mientras empezaba a notar el peso del tiempo libre sobre sus espaldas…
Así que cuando Anselmo Abril se levantó aquella mañana ocre, no quedaba nadie más en casa. Se aseó en silencio, desayunó solo, y esperó pacientemente la llegada del repartidor de congelados.
A la hora prevista, llamaron a la puerta. Anselmo Abril abrió.
-¿No está la señora? -preguntó el repartidor, con frialdad de sorbete de limón.
“Estos palurdos vestidos de verde no tienen educación”, pensó Anselmo Abril.
-Buenos días –recalcó, molesto-. No, no está la señora; hoy está el señor.
El repartidor, impávido, le entregó la helada mercancía, junto con la caliente factura:
-Son 47 con 45.

Su tono no pudo ser más gélido.
Anselmo Abril depositó el dinero en la mano del hombre de verde; éste observó la cantidad y, de repente, su semblante se trasformó y quedó iluminado por una cálida emoción.
-¿También me lo das exacto, como tu mujer? Gracias, eres un sol.
Fue entonces cuando el repartidor tuvo un gesto inesperado hacia el jubilado anticipado: le acarició la cara con la fría ternura que deja el tacto de una lasaña de salmón congelada en la palma de la mano...
Antes de marcharse a toda prisa, lanzó una última y muy dulce mirada de sorbete fundido a Anselmo Abril.
-Adiós, guapetón. Hasta muy prontito.

32 comentarios:

Alberto dijo...

Mercedes, qué madrugadora. Ja, por una vez soy yo el primero que te deja un pensamiento.
Muy bueno eso del repartidor y las manos. Con la importancia que tienen las manos para mí y lo desprestigiadas que están. Si quieres ver con las manos, te dicen que eres un sobón. En fin, cosas de la cultura.
Buen día, guapa.

belita dijo...

Jajaja. Me viene a la mente la frase aquella de "Esto va a ser el principio de una gran amistad"

:-) Besos

Falete dijo...

jajajaja pero esto que es??? pero esto que es???? (No se si es Pepe Viyuela o Matias Prats dixit)
O sea que el repartidor era gay? yo me esperaba, no se, el de los congelados con una bombona de butano, o un desatascador, ya ves tú... me esperaba de todo menos eso.
besoteeeeeeeeeeeee ranoteeeee

a alberto, mercedes le dijo...

Buenos días! Aquí la gallina más madrugadora de Barcelona! Veo que a ti tampoco se te pegan las sábanas, ja, ja,ja! Hoy has ganado el premio en pensamientos extraordinarios por llegar el primero!

Ah, el tacto, ese gran olvidado! Tienes todas la razón con las pobres manos, con la de cosas que pueden decir de los demás!! La gente está cada vez más tonta, qué quieres...

Un beso y feliz miércoles!

a belita, mercedes le dijo...

...Quién le iba a decir al jubilado anticipado que su primer día de ocio iba a empezar a hacer nuevos amiguitos, ja, ja,ja!

Un beso (no congelado)

a falete, merceditas le dijo...

¿Pero qué esperabas, que como el repartidor va vestido de verde, le dijera que es un sapo????? Ayy, Falete, que no todo son ranas en este mundo, juajuajuajua!!!!!

Miles de besos croadores!

El sereno de los faros dijo...

Que linda historia tramaste!!!. La contrapartida de Anselmo eran las manos calientes y el corazón frío...

¿quien sabe lo que no ha vivido?. Una metáfora de la sugestión.
Vos, encantadora como siempre.

Besos Merc.

Rayuela dijo...

Uyyyyyyyy! Creo que vuelve la Merce cn cierta negrurita, como a mí tanto me gusta!
Anselmo Abril...Abril para vos es primavera, pero todo estaba tan frío...y el hombre solo en casa, adaptándose a las tareas hogareñas...hasta que llegó el gélido repartidor que...tiene mirada de helado derretido....mmmm, pero qué sabroso está ésto!

Un gran beso!

Minoe dijo...

A lo mejor Anselmo Abril descubre "un nuevo mundo" en su jubilación, jejeje

Liliana dijo...

.....?????!!!!!






ero yo!

al sereno de los faros, mer le dijo...

Gracias, sereno! Ya ves, hoy ha tocado repartir esperanzas congeladas...!

Un beso primaveral! :-)

a rayuela, mecha le dijo...

...Compartimos el mismo gusto! ;-)

La duda es si cuando regrese la mujer de Anselmo, encontrará un cubierto más en la mesa, ayayayyyy...! ¿Quién será entonces la de la mirada gélida????

Muamuamua!

a minoe, merce le dijo...

... Y vaya usted a saber si es mejor que el que había tenido hasta entonces...!!!! ;-D

a lady li, merce le dijo...

¿Quién eras tú? ¿La mujer de Anselmo? ¿La de los masajes? ¿La de la pelu? Dime que sí!!!!


Besos de... lasaña congelada!!!

Liliana dijo...

No more Lady Li!




.....jejejeje

Chus dijo...

El repartidor de congelados que viene por casa también va de verde, pero se llama José...No creo que se conozcan,deben de llevar rutas diferentes...(¿Sabes qué Mercedes? ¡me alegro de no tener que abrir al del corazón "caliente"!, je,je)

a lilianita, merce le dijo...

¿.....Se ha ido de vacaciones lady Li........???????? ;-?

a chus, mercedes le dijo...

...Pues el que venía a mi casa se jubiló el otro día y se despidió de mí con un par de besos. Qué gusto, un señor tan amable y sonriente! Hasta me enseñó una foto de su nieta cuando nació!

JMEC dijo...

PERO LA MUJER FUE A LA PELU O NO POR QUE LO DEL PESCADO QUE TIENE QUE VER CON EL LIMON ,O YO NO ENTIENDO NADA,,,UN ABRAZO.........

Liliana dijo...

A ver, a ver, ahora la que no entiende soy yo, cómo que la foto era de su nieta cuando nació?...o sea estaba naciendo???




jajajajajajajajaa

besitosqueriendoté

a jmec, mercedes le dijo...

La mujer se fue a la pelu y dejó más colgado que un fuet al marido recién jubilado. ¿Qué te parece?

a liliana, merce le dijo...

No, eso me lo enseñó en un vídeo, ja, ja, ja, ja!!!

Besos de jueves!

cristal00k dijo...

Merceditaaaaaaaaaaaaaaaaasssss, el repartidor de B-ocata es un "sieso" que ni te digo... y tu eres la reperaaaaaaaa.
El final de hoy es tan abierto que cualquiera de los que aquí entramos le puede dar un sentido diferente. Me encantas, eres una máster!!!

B. GORDILLO dijo...

Hola Mercedes!!!!!!!!!!!!!1 cuanto tiempo, pero ya vuelvo por estos parajes que tantas historias lindas nos traen.
Preciosa esta última, la total sensualidad del tacto que tanto dice.....
Un beso enormeeeeee

a cristal00k, merceditas le dijo...

Aprovechando que queda un final abierto, tendría que aparecer... la Paqui!!!!! Y Anselmo se sentiría más acompañado cuando el repartidor de congelados no estuviera...juajuajua!!!

B-esos de B-Ocata! ;-)

PD.-(en lugar de "master" no habrás querido decir... "monster"???? Are you sure?????? Pues venga, otro beso, hala!)

a b. gordillo, mercedes le dijo...

Hooola!!!!!! Qué bien verte por aquí! Dime que todos tus proyectos van viento en popa!!!

Seguiremos en con-TACTO (es un estúpido juego de palabras para aprovechar lo de "tacto", jeee, jeeee) :-S

Muchos besos y más sueeerte!!!!!

Liliana dijo...

MerC fuiste tu? cuál prueba le hiciste?




besitosabsolut

a liliana, merce le dijo...

No, yo no fuí!!

SOY INOCENTE!!!!

(no estoy segura de qué hablas, pero... soy inocente!) XD

Besos de beviernes!

brujita dijo...

Doble trauma el del pobre Anselmo...comenzar una vida con el frío adios de su esposa y la frialdad de la vida nueva...encarnado en el repartidor, ¿Que nuevo frío estaría por llegarle a lo largo del día?...

Besito volado.

a brujita, mercedes le dijo...

Ojalá le llegue pronto la primavera!

Un beso!!!

Lidia dijo...

Ay, Anselmo... ya lo dicen, manos frías, corazón caliente... ;)

a lidia, merce le dijo...

...Nada más peligroso, ja, ja, ja, ja...!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...