¡ANDA, ESTO ES NUEVO! ¡UNA CARTA EN EL BLOG!...HOY: “GEMELOS”

Querido y añorado hermano:
Hace sólo unos minutos que he llegado a casa. Es de noche; la luna llena ha hecho un vano intento por lucir en el cielo nublado y, aunque sólo hace una semana que llegó el otoño, el ambiente es inusitadamente frío. Y yo…yo estoy agotada.
Supongo que hoy se ha confabulado todo un poco para que la melancolía me acabara invadiendo a estas horas. No he tenido un buen día, ¿sabes? No te voy a descubrir nada nuevo de las miserias que se viven bajo el ingrato techo de un hospital. Crees ser inmune al sufrimiento ajeno hasta que acude en tu ayuda un ser débil y vulnerable, cuya vida deja en tus manos... Y así día tras día.
Hoy te he echado mucho de menos. Mientras me acosaban los fantasmas de la responsabilidad, el miedo y la incertidumbre, he recordado nuestra vocación compartida desde la infancia, nuestro sueño común de dedicarnos a la medicina. Qué ironía, ¿verdad? Precisamente el amor a esta profesión nos exigió el sacrifico más grande: la separación.
Pero fíjate, aun tan alejados el uno del otro, tenía la certeza de que hoy estarías conmigo más cerca que nunca; la intuición, o mis sentimientos, o como quieras llamarlo, no me han engañado: esta noche, cuando regresaba a casa abatida y vacía, he encontrado tu carta en el buzón. La he leído, la he releído, y la he vuelto a leer una vez más. Tus benéficas palabras me han reconfortado y de repente, he recuperado esa fuerza interior que siento cuando estamos juntos.
¿Recuerdas nuestra despedida al iniciar tu lejana aventura de ayudar a quienes más lo necesitaban? “Siempre contigo, hermanita, siempre contigo”, me dijiste con una gran sonrisa, una sonrisa sincera y buena, como tú. Yo te respondí con las mismas palabras: “siempre contigo, hermanito, siempre contigo”. Esta noche de luna sin luna has cumplido tu promesa, y tu carta me ha traído un rayo de luz. Por eso, no he podido evitar la tentación de sentarme a responderte de inmediato con otra carta, hermosa tradición mantenida pese a la rapidez comunicativa de las nuevas tecnologías, porque los dos sabemos que el género epistolar transmite ese algo más. Y esta noche quiero transmitirte mi agradecimiento por haber estado siempre ahí, mi orgullo por ser tu hermana, y la certeza de que no sólo compartimos la misma sangre, sino posiblemente parte del alma.
No veo el momento de que finalices tu misión y regreses. Lo sé, allí te necesitan y puedes hacer mucho bien, pero tu hermana, en un rapto egoísta, desearía que ya estuvieras aquí porque te añora terriblemente. Mientras llega el anhelado momento, aquí estaré, recordando y esperando. Gracias por tanto y, ya sabes… siempre contigo.

28 comentarios:

Alberto dijo...

uuuummmmm.... ¿?¿?¿? jejejejjejejeje
Yo conocí a tu hermanito en uno de mis viajes y me dijo que él también necesitaba, anhelaba, vuestro encuentro. Me habló de ti y de lo mucho que le ayudabas, que le dabas luz a sus días y aliento a su espíritu.
Creo recordar que me dijo que iría a disfrutar de tu compañía el 30 de este mes de octubre. Que contaba los días.
No quise decirte que lo había conocido porque no quise hacerte más difícil su ausencia. Pero anímate, queda muy poco ya para que volváis a estar juntos.
Hasta entonces, sabes que me tienes a tu lado.
Albertito, cqrc.
Besósculos y tante grazzie.

Silvia Beatriz Giordano© dijo...

Que ese encuentro sea lo más pronto posible.
¡besos!

Lidia dijo...

... seguro que a él también le falta algo sin ella... ¡ que se vean pronto!

a albertito, merceditas le dijo...

¿El 30? No, no, no puede ser, Albertito! Es mejor que no venga el 30, porque estaré ocupada!!! Tengo previsto ir de excursión por la montaña, y la pastelería me ha encargado galletitas, un tiramisú...¡No podré estar por mi hermano! ¿Qué voy a hacer?

Si te lo encuentras por ahí, dile que venga otro fin de semana, que el del 30 hace muchísimo tiempo que lo tengo felizmente reservado!

Besósculos complizósculos! Mua!

a silviabeatrizgiordano, mercedes le dijo...

... Y que todo el mundo pueda vivir los reencuentros felizmente!

Un beso!

a lidia, merce le dijo...

Eso sí, dan gracias al cielo por no ser siameses, ja, ja,ja!!! ¿Qué habría pasado?????

Rayuela dijo...

La separación como partida? O: separados al nacer?
Chan!

Besos anhelantes de reencuentro!

El sereno de los faros dijo...

Mercedes, los gemelos tienen desarrollado de una forma, hasta explicable, ese asunto del pensamiento en colmena. Si uno está resfriado, el otro estornuda. Si uno ha comido algo de más, el otro lo vomita...y así sucesivos sucesos de sugestión compartida. Extraño a mis hermanos cuando no les veo, y celebro no tener un gemelo, pues sería algo así como un clon de pensamientos...

te dejo un besote,
hacía tiempo que no me acercaba.

Lah iLuzion dijo...

siempre tus historias me hacen pensar... encontrarme conmigo misma como persona.. darme cuenta que yo si tengo a mi familia a mi lado y muchas veses... No las considero como deveria ser... hablar friamente con la seguridad de que estaran hay siempre... como si Nunca pudiera pasar algo que me alejase de ellos. Muy bello blog.. te seguire leyendo. besitos.

brujita dijo...

Yo que creo que los hermanos son regalos que el cielo, por mediación de nuestros padres, nos hace a algunos...comprendo los sentimientos que describes MerC. Nunca estoy más completa que cuando me puedo reunir con ellos, en su compañía recargo las pilas a fuerza de risas y contacto y se me van todos los males... No tengo gemelo pero me siento trilliza de otras dos hermanas, solo que nos parieron con años de intervalo.

Besito volado fraternal.

Falete dijo...

qué bonito y qué melancólica... No sé por qué me da que arrancas estas preciosidades de ese libro que tanto anhelamos termines!!

besos clínicos y sedantes!

a rayuela, merce le dijo...

Yo sacaría otra conclusión: la medicina es un churro! Separa a los hermanos gemelos, los entristece con las historias que sufren en el hospital...Me pregunto por qué estos dos hermanos no estudiaron otra carrera universitaria...

Besos fraternos, ja!

al serenodelosfaros, merce le dijo...

Sí, sabía de estas peculiaridades entre gemelos. Debe de ser una relación muy especial, pero aun así... opino como tú: más vale que los hermanos sean diferentes en físico y en pensamiento.

Siempre eres bienvenido! Un beso!

a lahiluzion, mercedes le dijo...

Gracias por tus bonitas palabras! A veces, uno se da cuenta de lo propio cuando lee algo ajeno, ¿verdad?

Un beso!

a brujita, merce le dijo...

Sí, tienes razón. ¿Te imaginas por un momento ser hija única? ¿A que no????? Pues eso, hay que dar gracias por tener hermanos... aunque a veces se pongan pesados, ja, ja, ja!!!

Besitos gemelos!

a falete, merceditas le dijo...

Ando yo muy otoñal, en plan caída de la hoja, amarillenta y melancólica...y con el libro atascado! (¿será por eso que me pongo amarillenta y melancólica????). No es la primera vez que me pasa, así que... paciencia!!

Besitos de tesigoleyendo, peromefastidianopoderdejaruncomentario!

HISTORIASDEJMEC............ dijo...

FIESTA FIESTA TY DESPUES NO HAY DINERO,ESTO LO DICE UN PARADO ,QUE DIFRUTES DE TU SEMANA DE VACASGORDAS,YA PONDRE UNA ESCALERA POR TI.....ABRAZOS Y QUE TE LO PASES BIEN......

a jmec, mercedes le dijo...

Que nooo, que no me voy de vacaciones!!!!! Ya me gustaría, ya...

Bueno, espero que estés mejor, y cuidado con las escaleras! Gracias!

Un abrazo!

efterklang dijo...

Linda carta :)

Será que este cuento cuenta algo sobre Mercedes...

Muy bueno eso de que las cartas tienen un algo extra, es cierto. Aunque haya tecnología de sobra una carta clásica jamás será remplazada.

Saludos

HISTORIASDEJMEC............ dijo...

CON TU PERMISO TE PUESTO UNA ESCALERA EN MI BLOG PARA EL DIA DE LAS ESCALERAS,ESPERO QUE NO TE MOLESTE.....ABRAZOS Y QUE DIFRUTES...........

Falete dijo...

Tranquila que, aunque te olvides de mi blog o haya un supermegavirus acuático en tu ''anphi-computer'' que te impida entrar a visitarme, yo te seguiré leyendo... No soy como los demás bloggeros, merceditas (ni como los demás hombres), ja,ja, jaaa

besos romanticones y becquerianos!

hatoros dijo...

TODA LA VIDA EN TAN POCAS LINEAS BELLAS COMO LA VIDA MISMA
TE ABRAZO CON UN SENTIDO ABRAZO

Minoe dijo...

¡Qué bonito es tener un hermano! yo no me imagino la vida sin la mía, no sería lo mismo :-s En cuanto a los médicos... qué trabajo más duro y loable, yo no podría. No, eso no es para mí.

P.D Muy sentimental y bonita, la carta

a efterklang, mercedes le dijo...

Mercedes es de las que cuentan... y no cuentan, ja, ja, ja!!!

Y veo que eres de los míos en cuanto a la opinicón sobre las cartas... Bien!

Un saludo!! :-)

a jmec, mercedes le dijo...

Aprovechando que me he podido conectar a internet, pasaré un momentito muy rápido a ver tu blog. Gracias por lo de las escaleras, amigo bloguero!

Un abrazo!

a falete, merceditas le dijo...

¿Cómo que no eres como los demás hombres? ¡No me digas que también eres de piel verdosa, como yo! Ja, ja, ja, ja!!!!

Y no me digas tonterías de que "aunque me olvide de tu blog"...! Yo no olvidarme! Eso sí, esta semana lo tengo crudo para conectarme a internet, así que si no me ves aparecer, no pienses "que me he olvidado"! Mala memoria, sí, pero taaaantaaa...

Besos mil!

a hatoros, mercedes le dijo...

Hatoros, me alegra mucho verte por aquí!

Bueno, es una parte de la vida, quizás una de las más agradables. Al menos, no todo va a dar asco, aunque a veces (con mucha frecuencia) piense que sí, jeee, jeee...

Un saludo!!!

a minoe, merce le dijo...

Sí, a veces les asfixiarías con tus propias manos, ja, ja, ja, pero al final resulta que los hermanos se hacen imprescindibles!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...