NO, SI YA LO DIGO YO, QUE ESTAS COSAS NO PASAN DE DÍA…HOY:“TERRORES NOCTURNOS”

Joaquinito se despertó de repente con el corazón sobresaltado. Todavía adormecido y muy desorientado, se preguntó quién había sido el desalmado que lo había lanzado en medio de un inmenso mar de embravecida oscuridad. A medida que el sueño, ese gran aliado que creía tan fiel, se deslizaba con sigilosa traición por la cama hasta desaparecer reptando por el suelo, todos sus sentidos fueron acudiendo lentamente para ayudarle a reconocer lo desconocido.
El culpable no se hizo esperar: un ruido procedente de la ventana parecido a unos inquietantes arañazos amenazaba con procurarle una larga noche de sufrimiento.
Se giró en la cama con mucho cuidado y dio la espalda a la ventana, intentando ignorarlo. En su movimiento, hizo todo lo posible por no molestar a su mujer, que dormía inocente y plácidamente a su lado. Joaquinito consiguió dominarse y no se abalanzó sobre ella como otras desesperadas noches en las que la despertaba con sus sollozos y le imploraba que le abrazara muy fuerte para expulsar ese nocturno pánico irracional que se apoderaba de él con demasiada frecuencia.
Joaquinito hizo un último esfuerzo por controlarse. Ya estaba a punto de estrangular a su miedo y salir victorioso, cuando otro terror, éste mucho más racional y, por lo tanto, mucho más espantoso, le asaltó la cabeza en forma de punzante pregunta. La cuestión que ahora le rondaba y que hacía tambalear su realidad era una vieja conocida desde hacía siete meses: ¿Cómo podría él, él, Joaquinito el cobarde, calmar en el futuro los miedos del hijo que estaba esperando? ¿Cómo podría levantarse de noche y llegar hasta su dormitorio para tranquilizar al pequeño cuando tuviera miedo y llamara a su papá, si era él quien necesitaba ese consuelo?

23 comentarios:

CROMOSOME dijo...

Qué miedo, lograste traspasar esa exquisita sensación, pero a la vez; torturante.

Creo que “juaquinito” en un instante fue ese pequeño; que le solloza a la madre/esposa y muere de miedo por las noches.

Muy bueno, e inteligente.

Saludos Mercedes.

HISTORIASDEJMEC............ dijo...

HABECES ME DAS MIEDO.....NO AS RECOJIDO MI PREMIO COMO BLOGERA.....ABRAZOS......

Ismael U. V dijo...

Muy bueno, me dejas pensando, y eso que estoy cansado.
El miedo es un enemigo que vencer, en cualquier caso.
Salu2 Mercedes, muy buen posteo, como siempre.

Ro dijo...

Se me ha ocurrido pasar por tu blog antes de ir a dormir y mira lo que encuentro, ¡Jo! ...y yo mas sola que la una, viendo mi feminismo reducirse a un brazo de hombre fuerte, que desemboque en una mano que sepa hacer caricias y ...

Pues eso, que tengo miedo jajajajaja
ni hablar.
Buenas noches y gracias por el susto.
Ro

blasblog dijo...

los temores recòndidos della mente se presentan en su valor simbolico, a pesar de lo que ha dicho o no ha dicho Freud; el miedo como tantas otras caracteristicas son humanas y hereditarias.
muy interesante tu cuento
un abrazo
Blas

a cromosome, mercedes le dijo...

Gracias, Cromosome! Siempre me pregunto si los miedos infantiles se pierden a lo largo de los años o, por el contrario, se mantienen junto a la propia personalidad...

Un gran saludo!

a jmec, mercedes le dijo...

¿Pero cómo que no he recogido tu premio? ¿Es que me ves cara de no ir a recoger un premio, con lo que a mí me gustan??? Jejeje...

Dentro de un momento paso por tu blog! Un abrazo, y gracias!!!!

a ismael u. v., mercedes le dijo...

Ayyy, esos miedos a los que hay que vencer...! Uno de los grandes desafíos de la vida...

Se acerca el fin de semana...¡Que puedas descansar! Un saludo siempre afectuoso!!

a ro, mercedes le dijo...

¿...Miedo a ese brazo de hombre fuerte...? Jajajajajaja!!!!!

Espero que hayas dormido bien y que no hayas soñado con Joaquinito...

Un beso!

a blasblog, mercedes le dijo...

Además, creo que estos miedos nocturnos se acentúan si quien los sufre tiene imaginación. Ese cóctel suele ser nefasto.

Gracias, Blas, por pasar. Sabes que es un placer verte por aquí. Un abrazo!

Minoe dijo...

Creo que yo ya conocía a Joaquinito... jejeje

Minoe dijo...

Creo que yo ya conocía a Joaquinito... jejeje

a minoe, merce le dijo...

¡...No me digas que has dormido con él...!! XD

aminuscula dijo...

Jajaja, me imagino a Joaquinito, llamando en plena noche: "Bebé, bebé, ven que tengo miedo!". Y el bebé a gatas, con su chupete, acudiendo al rescate.

Rayuela dijo...

ay,da miedo!
Joaquinito es más bebé que su bebé!


(y casi me pierdo este cuento espectacular, llegué tarde, pero llegué)

mil besos,Mechis*

machulá dijo...

cuando tenga su hijo irá corriendo a defenderle, sin más, aunque siga teniendo miedo
a mi me dan mucho asco las cucarachas y hace un rato he matado una "gigante", sin pensar más, xk mi niña estaba aterrorizada...

besos

Miguel Vivas dijo...

Soberbio... Me ha encantado amiga, como siempre, haces gala de la maestría que te caracteriza en la narrativa, y me embobas con esa capacidad para agudizar aun más el ingenio, hasta el último giro de tuerca. En tu línea, besos y mordiscos.

a aminuscula, mercedes le dijo...

Ja, ja, ja, ja!

Oye, la imagen me ha dado realmente miedo...!

a rayuela, merce le dijo...

Rayuelita, tú nunca llegas tarde!!!

Muchos besitos!!!

a la machulá, pseítas le dijo...

Pues más vale que hables con él y le cuentes tu experiencia como madre para que crezca en él ese sentimiento...

Mua!

a miguel vivas, mercedes le dijo...

Miguel, muchas gracias, aunque creo que exageras. Pero bueno, oye, me encanta que exageres, qué narices,jajajaja!

Un gran beso, y hasta pronto!

cristal00k dijo...

Pues suerte tendrá Joaquinito vástago de su mamá... por que papa está kaput!
Besos Merceditas.

susane dijo...

Es con placer que miro a su sitio; que es genial. Muy agradable de leer su buen intercambio .Continuez bien y gracias de nuevo.

voyance gratuite par mail

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...