ANDA, QUE ME RÍO YO DE LA DE KAFKA… HOY: “METAMORFOSIS”

Cuando la Loles finalizó su actuación, los clientes de “La oveja negra” estallaron en un lujurioso aplauso. La Loles saludó con fingido recato y giró sobre sí misma para enroscar graciosamente la bata de cola alrededor de sus enormes pies. En ese momento, el público cayó presa del frenesí más desatado. La Loles sonrió al ver la apasionada reacción general y lanzó un beso al aire, sintiéndose la artista más poderosa del mundo.
Tras abandonar el escenario, la Loles entró en el cuartucho que hacía de camerino. Cuando estaba a punto de empezar a desmaquillarse, llamaron a la puerta. Miró el reloj: eran casi las cinco y media de la madrugada. Al abrir, la Loles se encontró con uno de sus admiradores más veteranos. De repente, echó un furtivo vistazo a la foto clavada con una chincheta sobre un desconchado de la pared, que mostraba a una mujer de aspecto dejado delante de una atracción de feria junto a tres niños flacos y con cara de pillos.
-Esta noche no, Pepe –rogó la Loles con gesto abatido.
El recién llegado no pudo disimular su decepción, pero aceptó resignado la decisión de su diva.
-Como quieras, cariño –respondió cabizbajo y sumiso, ya saliendo del cuchitril-. Que descanses. Hoy has estado especialmente radiante y maravillosa.
La Loles le dio un beso agradecido en la frente y cerró la puerta.
Eran las seis de la mañana cuando la Loles moría en el interior de “La oveja negra” y de su cadáver renacía Manolo que, protegido del frío por un raído anorak y unos pantalones de pana, se encaminaba, como cada madrugada, a su hogar.
Nada más entrar en casa fue recibido por el cálido aroma del café recién hecho.
-Venga, Manolo, a desayunar y a dormir, que debes de estar muerto –le dijo su mujer, enfundada en una bata que no era de cola y con una sonrisa despeinada y macilenta.
-No te creas, la noche ha estado tranquila… ¿Sabes? Hoy he pasado mucho rato mirando vuestra foto.
-¿Lo ves? Ya sabía yo que era buena idea que te la llevaras. Así es como si los niños y yo te hiciéramos compañía en el aparcamiento. Que los vigilantes pasáis demasiado tiempo solos, y eso no es bueno.
Manolo recordó lo bien que le sentaba el traje de folklórica, con aquella fastuosa bata de cola, volvió a oír en su cabeza los entregados aplausos, y asintió con gesto convencido antes de dar un sorbo al reconfortante café con leche.

29 comentarios:

David Quintana dijo...

Ji ji ji......vaya con el vigilante............je je je............pero me preocupa más ese admirador veterano al que le ha dado largas esa noche...............y otras noches.............que ocurre en ese camerino............ufff............Los sueños están para real izarlos........pero también para compartirlos con tu pareja....je je.

Me sacaste una sonrisa.

te deseo feliz semana.

un abrazo.s

P.D: entiendo que estoy al otro lado del mundo de donde se ha publicado tu libro, pero es que tengo poca paciencia y tengo ganas de leerlo..............afnac....llámame ya!!!

aminuscula dijo...

Ya ves qué clase de trabajitos hay que buscarse en estos tiempos... Al menos Manolo tiene éxito en lo suyo, y hasta admiradores a los que decir "Esta noche no..."

soylauraO dijo...

¿Cuál es el origen: culpa o responsabilidad? El viejo admirador pudo ser su hermano para jugar al truco.
¡Seguro que esto no pasa en un pueblito!!!...Mentira, también las señoras se olvidan de ellas mismas. Ellos generan dos metamorfosis,las esposas son las mejores compañeras y no los pueden dejar, a no ser que sean escandalosos.

Miguel Vivas dijo...

qué buena!! Entretenido el texto, sin duda, me ha venido genial después de un fin de semana frenético... Un beso amiga!

blasblog dijo...

cuando la fuga, el deseo de dualidad, el vivir realidades paralelas e incompatibles se manifiesta; bellìsimo relato muy estimulante.
un saludo, agradeciendo siempre tu cercanìa
un abrazo
Blas

:( dijo...

Un buen relato, y definitivamente, mejor que el de Kafka...

Alberto dijo...

Eso sí que es escribir, sí señor. Bueno, más bien, señora.
Me ha gustado mucho. ¿Quién dijo que no escribías?
Ale, feliz noche.
Besósculos contentitos por haber escuchado a la sirena.
besósculos.

ecos de ubeda dijo...

me ha gustado bastante hay cuentos que pueden ser ciertos no te parece la vida por muy rara que sea dice que la realidad supera a veces la ficcion

a david quintana, mercedes le dijo...

Tú lo has dicho, amigo! ¿Qué pasará otras noches entre la Loles-Manolo y el admirador?? Allá la imaginación de cada uno... ;-)

Gracias, lo mismo te deseo, una felicísima semana. Un abrazo.

PD.- Si tienes un "Corte Inglés" cerca de donde vives, más vale que lo encargues allí y anules el pedido del FNAC. Esto es lo que han hecho amigos míos aquí en Barcelona. Jo, veo que funcionan igual de mal en todas partes, no sólo aquí. Siento mucho que estén tardando tanto, David. :-(

a aminuscula, mercedes le dijo...

Fíjate, a lo mejor hasta habría sido un vigilante mediocre, y sin embargo, en "La oveja negra".... Bueno, todo hay que decirlo: Manolo gana muchísimo con bata de cola...

a soylauraO, mercedes le dijo...

Huuummm, como bien expones en tu comentario, hay mucho por analizar en esta "Metamorfosis"...Y aunque parezca mentira, hay bastante realidad dentro...

a miguel vivas, mercedes le dijo...

Querido Miguel, que tengas ahora un respirito para descansar tras este fin de semana cargado. No me olvido de ti, que lo sepas!! Sólo soy una señora un poco estresada y un poco dejada... o bastante :-), pero prometo que en breve recibirás noticias mías!

Un gran beso!

a blasblog, mercedes le dijo...

...Y no es necesario nacer bajo el signo de géminis para tener sed de dos realidades paralelas, ¿a que no?

Un cariñoso saludo, Blas! Siempre es un placer estar en contacto contigo, leerte y verte por aquí.

a :(, mercedes le dijo...

Muchas gracias por tu visita y tu comentario! Pobre Kafka, es que le cogí un poco de manía en mi etapa de estudiante adolescente...

Hasta pronto, vuelve cuando quieras!

a albertito, merceditas le dijo...

Bah, bah, Albertito, cómo eres, jejeje...

Y dime, dime, ¿eran cantos de sirena lo que has escuchado? ¿Eh? ¿Eh?

Bueno, te dejo, que voy a frustrar algún atraco genial. Besósculos agradeciósculos para pasar un buen día, por cargadito que venga. Mua.

a ecos de ubeda, mercedes le dijo...

Qué razón tienes, amiga... Cuántas veces te enteras de historias que te parecen inventadas y no, son pura realidad...!!

Un abrazo cariñoso!

apm dijo...

Pues cuando a las seis de la mañana una Loles tiene que morir para que de su cadaver renazca un Manolo, algo está corroyéndote las entrañas... puedes disimular, cerrar los ojos y tirar palante, metamoforsearte -con o sin Kafka-, esperando de nuevo el renacer y morir con cada noche, pero la corrosión de entrañas tarde o temprano se cobrará su trofeo, y, o será Loles, o Manolo, para lo bueno y lo malo, para vivir para sí, que es lo que de verdad importa.
A mi me ha transmitido una tristeza infinita esta Loles-Manolo, tanto como me ha superencantao el texto: !te has superao a tí misma Mercedes!, !genial!!!

Millonazo de besotes gordotes

jair machado rodrigues dijo...

Mercedes, Mercedes a Metamorfose de Kafka é muito louco...mas escrever e envolver, e criar e naturalmente sair uma história rica em detalhes...misteriosa, fazes como ninguém...La Loles ? Manolo ? mais que transformação é a metamorfose da escrita, e isto encontramos sempre por aqui.
ps. Um imenso abraço que se transforma em mais um imenso abraço que se transforma em...

mariarosa dijo...

Y bueno... él pobre se gana la vida como puede. Excelente historia Marcedes. Te dejo mi aplauso.

mariarosa

a apm, mercedes le dijo...

A ver, en la historia de la Loles-Manolo hay algo que chirría (como diría tu amigo Albertito, jajaja). No sabemos el porqué de esta doble vida, pero la realidad es que la lleva (la Loles, no Albertito, jajajaja). Y eso deja al final un sabor ligeramente amargo en la boca, ¿a que sí?
Beso tus "pieses" agradecida por tu comentario y te deseo que la astenia primaveral se vaya (hablando mal y pronto) a hacer puñetas de una prostituta vez! (maaaadre, cómo me he levantado esta mañanita, jajajaj!)
Mil besos obesos, ma chère!

a jair machado rodrigues, mercedes le dijo...

Jair, Jair...Espero que la metamorfosis no llegue nunca a las raíces de tu foto, y que siempre sean sanas, flexibles y sensibles...como tú! :-D

Un abrazo de dimensiones descomunales metamorfoseado en beso!

a mariarosa, mercedes le dijo...

Sí, se gana la vida como puede... pero no sé yo, algo me dice que no le disgusta del todo...Creo que esa bata de cola le enloquece, jeje!

Un abrazo, Mariarosa, y gracias!

Damián Neri dijo...

Me pareció triste y no sé... Me quedaron dudas sobre si Manolo hacía eso para ayudar a su familia, aunque "Manolo recordó lo bien que le sentaba el traje de folklórica" me dice que no.

Saludos!

Minoe dijo...

Jo, con este relato me has recordado un reportaje que vi el martes por la noche en TV3 que iba sobre travestidos... y que me gustó (e impactó) bastante. Tiene que ser muy duro nacer con la cabeza de un sexo y el cuerpo de otro....

a damián neri, mercedes le dijo...

Para mí que Manolo se siente plenamente realizado como la Loles...No sé, esta doble vida se debe a algo...

Un gran saludo!

PD.- estoy leyendo un cuento de ese señor que me ciberpresentaste. Ya te diré... :-)

a minoe, merce le dijo...

Bueno, a lo mejor sólo le gusta llevar esta doble vida para dar rienda suelta a su arte y para recibir aplausos.........o no.

Minoe dijo...

Eso... O No

El Señor Dáltanos dijo...

JEJEJEJE, "LA LOLES", ME ENCANTA SU NOMBRE!! AUNQUE NO ESTOY MUY SEGURO QUE ME GUSTE MANOLO EL VELADOR!! GENIAL!!

SALUDOS (EN BATA DE COLA)!!

al señor dáltanos, mercedes le dijo...

Bueno, Manolo te caería simpático porque tiene la misma gracia que la Loles, pero claro, sin bata de cola... no es lo mismo. :-D

Un saludo "metaformósico"!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...