QUÉ COSAS, CUANTO MÁS ESCASEA, MÁS HABLO DE ÉL...HOY: "EL TIEMPO EN SUS MANOS"

Nada más fascinante que hacer cola en el taller de relojería de unos grandes almacenes para observar sin prisas y en todo su detalle el minucioso trabajo que estos cirujanos del tiempo llevan a cabo con discreto exhibicionismo a la vista de los embelesados clientes.

El señor Marcelo sabía mucho de eso. De hecho, podría escribir un profundo ensayo sobre el tema en cuestión si realmente creyera que le interesaba a alguien.

Desde su jubilación, tres años y medio atrás, había abandonado una vida trepidante entre precipitados viajes y duras negociaciones que no le había permitido disfrutar de los pequeños placeres cotidianos. Dejó por lo tanto de ser esclavo del reloj para sumergirse paradójicamente en un nuevo microcosmos que también se movía al ritmo de los latidos de un segundero, pero con serenidad.

A partir de entonces ya no tuvo ojos para otros profesionales que no fueran esa raza especial de trabajadores siempre enjutos y ceñudos, jamás rechonchos y risueños, con la concentración tallada en cada arruga de su rostro y la precisión estampada en unas manos sorprendentemente grandes pero de extrema delicadeza en su riguroso proceder.

Y mientras empleaba las horas en tan contemplativa y relajante actividad, el señor Marcelo ya no veía en los relojeros a los cirujanos del tiempo, sino al propio tiempo hecho hombre.

38 comentarios:

Mercedes dijo...

Bueno, no sé si es blogger o soy yo, pero hoy no me aclaro con el tipo de letra de la entrada! Nada, que no ha habido manera de publicar con la letra de siempre...

brujita dijo...

Los duendes de blogger están bastante activos, en los últimos tiempos, a mi me robaron una entrada y me vi negra para recuperarla...¡cosas de la vida! como cuando les da por no dejarme bajar imágenes de mi archivo.

Besitos volados de paciencia.

escuchando palabras dijo...

nice!!! buen finde besos

jair machado rodrigues dijo...

Mercedes, Mercedes, seriam os relojoeiros os verdadeiros senhores do tempo, podendo parar os relógios, adiantá-los, concertá-los, com precisão cirurgica...mas o tempo, este de que hoje somos escravos, cada vez precisando de mais e mais tempo, para fazer-mos as mesmas coisas, ou menos até...pois também ás vezes, não sei se os duendes da blogsfera, ou minha falta "conhecimento" cibernético, me fazem coisas desaparecer, algumas até reaparecem, mas muitos comentários (alguns longos até) os perdi.
ps. Um longo abraço sem tempo e sem relógio (mas deixemos os relojoeiros, são os que concertam nosso louco tempo)

Damián Neri dijo...

Oh, me acordé de las pocas veces que salía al mercado a comprar y pasaba por donde estaba un señor relojero, y me parecía que lo estabas describiendo a él. Y por un momento comencé a divagar sobre la verdadera naturaleza de los relojeros...

Saludos!

aminuscula dijo...

Me ha encantado eso de "el tiempo hecho hombre". Saca la esencia de esta profesión.

(Blogger hace muchas cosas raras últimamente)

Rayuela dijo...

blogger nos está dominando...debe ser ese hombre hecho tiempo.

qué buen relato, Mechis, diferente, me gustó mucho.

mil besos*

a brujita, merce le dijo...

Ya te digo, la primavera ha alterado la sangre de los dichosos duendes! Qué pesaditos, de verdad...

Un beso de feliz domingo!

a escuchando palabras, mercedes le dijo...

Gracias, igualmente! Un beso!

a jair jair, mercedes mercedes le dijo...

Jair, Jair, existe una palabra en francés que me gusta mucho y para la que no encuentro una traducción "exacta": es "insaisissable". Pues así es el tiempo, intangible, libre y tirano, caprichoso y loco, muy loco...

Gracias por tu tiempo ;-) Te envío un abrazo inmenso SIN duendes de la blogosfera!

a damián neri, mercedes le dijo...

Damián, estoy convencida de que los relojeros son una raza especial con unas características físicas y mentales muy definidas...¡Es que todos son iguales!

Un saludo!

a aminuscula, mercedes le dijo...

Jajaja, y pensar que el relojero que visité esta semana no tenía ni idea de lo que me inspiró cuando lo observaba trabajar...!

a rayuela, mecha le dijo...

Más bien, blogger es el hombre hecho molestia, jajajajaj!

Mil besos y un tictac-tictac...
:-D

Daniel Os dijo...

Limpio análisis sobre estos “discretos exhibicionistas”, siempre adustos en sus gestos y con todos los músculos de sus caras señalando los cuadrantes (o esferas) a pesar de ser redondos.

¿Cómo será la fiesta de fin de año en la convención de relojeros? ¿Se distenderan en algún momento? ¿Reirán? ¿Vestirán con elegancia?

Besos de bolsillo y de pulsera,
D.

Malvada Bruja del Norte dijo...

Leo tu cuento y leo que blogger te robó tu tiempo en intentos fallidos de publicar con la tipografñia de siempre...Creo que los señores del tiempo te aplaudieron...esa debe ser su forma ;-)

FALSARIO dijo...

mmm cirujanos del tiempo, la verdad es que me ha encantado esa expresión amiga. Siempre me cuentas cosas que me hacen emocionarme.
Yo en algún momento fui también tan esclavo del tiempo, que ahora desde hace mucho, he decidido no llevar reloj. De esa manera también soy un tiempo hecho hombre. Un gran abrazo de tu amigo Falsario.

www.falsario.org

Damián Neri dijo...

"...estoy convencida de que los relojeros son una raza especial con unas características físicas y mentales muy definidas...¡Es que todos son iguales!"

Jajaja!, verdá!!

Rocío González dijo...

Tiempo, tiempo...
¡eso es lo que no tengo!, en un domingo de sol y calor, de tranquila y despreocupada lectura, debo resolver pendientillos, sin duda el acompasado tic tac irá conmigo.
Abrazos

Alberto dijo...

cu cu cu cu; tic tac tic tac.
No había notado eso del cambio de letra. uujjjjuummmmm...
Feliz semana y que no seamos esclavos de esos señores llamados relojes / tiempo. Que la pausa en los encuentros sea la dueña maestra como lo sois vos.
Besósculos de feliz semana samaritana.

El Señor Dáltanos dijo...

Genial, ahora que lo mencionas esos talleres siempre me parecieron espacios místicos, y los relojeros me parecían seres que estaban más allá del tiempo, que lo podían controlar, jejej, uno es imaginativo!

Exhibicionistas abrazos!

a daniel os, mercedes le dijo...

...Según dicen las malas lenguas, la fiesta de fin de año es el peor momento en la vida de los relojeros, porque tienen la terrible sensación de que se les acaba el tiempo!!

Besos esféricos!

a malvadabrujadelnorte, mercedes le dijo...

Estos de blogger se divierten viendo cómo me sale una cana (horripilante símbolo del paso del tiempo) por cada disgusto que me dan!

a falsario, mercedes le dijo...

Nunca me ha gustado llevar reloj; sus agujas me pinchan! haces bien en no usarlo...

Un abrazo atemporal!

a damián neri, mercedes le dijo...

¿A que es cierto, Damián???
:-D

a rocío gonzález, mercedes le dijo...

Mira, no me hables, que últimamente se me escapa el tiempo, se va, se esfuma, desaparece...¡Y no lo vuelvo a encontrar!

¿Adónde irá?

Un abrazo!

a albertito, merceditas le dijo...

Caaaalmaaaaa, caaaalmaaaaa, traaanquilidaaaaad, jajajaja!

Por cierto, caballero, ¿tiene usted hora?, jejeje

Besósculos de una semana especialóscula de cuentra atrás! Mua!

al señor dáltanos, mercedes le dijo...

Tienes razón, en esos talleres se respira un ambiente un poco extraño... Verles trabajar es como entrar en otra dimensión, y mientras tú los miras embelesado... resulta que ellos roban tu tiempo, jajaj!

Un abrazo sin prisas!

ChusdB dijo...

Mira, Mercedes lo importante es que existan acontecimientos en cada vida que sean capaz de detenerlo, tocarlo, saborearlo y disfrutarlo.... Sea tiempo-hombre o hombre-tiempo, que uno puede influir en el otro y viceversa...

blasblog dijo...

bellìsima historia de un maestro que trabaja con el tiempo; es una metàfora muy zen.
pace a te!
Blas

Julio Dìaz-Escamilla dijo...

¡Qué grato descubrimiento tu espacio? La simbología, la palabra desparramada sin artificios retratando y construyendo una fábula y una reflexión profunda y bella. Felicitaciones.

www.juliodiaz-escamilla.blogspot.com
www.hablaspalabras.blogspot.com

mariarosa dijo...

Interesante historia Mercedes. Siempre es un placer leerte.

mariarosa

a chusdb, mercedes le dijo...

...Y quizás sea ahí cuando tengas plena conciencia de controlar (o mejor dicho, de aprovechar) el tiempo, ¿verdad?

a blasblog, mercedes le dijo...

Gracias, Blas! El tiempo, ese misterioso tirano...

Un saludo!

a julio diaz-escamilla, mercedes le dijo...

Hola, Julio! Muchas gracias por pasar y dejar un comentario tan entusiasta!! En breve te haré una visita y te leeré... Hasta muy pronto!

a mariarosa, mercedes le dijo...

El placer es mío, Mariarosa. Bueno, no me refiero a leerme a mí, jajaja, sino a leerte a ti! :-D

Minoe dijo...

Espectacular relato, me gusta mucho cómo está escrito

a minoe, merce le dijo...

Y yo darte las gracias mu emocionada!

susane dijo...

Muy buen blog, gracias por detalles sobre el disparo, que va a hacer a crecer.

telephone gay

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...