A VER SI A ALGUIEN SE LE OCURRE UNA EXPLICACIÓN LÓGICA A LO SUCEDIDO… HOY: “DESCONFIANZA CIEGA”

Elena no puede explicar lo que le ha sucedido por la noche en la habitación del hotel, pero tiene la certeza de que no ha sido ni una pesadilla ni una alucinación.
Se ha levantado de madrugada para ir al cuarto de baño, con los brazos formando un ángulo recto con su cuerpo para tantear el aire y evitar un golpe por esa oscura habitación desconocida. De repente, sus manos se han topado con un torso recio, musculoso, cálido y acogedor, y ella ha empezado a chillar, aterrorizada ante la idea de un intruso en la estancia. Pero lo inaudito y terrorífico es que cuando su marido se ha despertado y ha encendido la luz, allí no había nadie.
Mientras toma como único desayuno una tila a temblorosos sorbos en el comedor del hotel frente al periódico extendido de su marido, su sentido común se sienta junto a ella e intenta tranquilizarla:
-Sabes que no puede ser –le dice, conciliador-. Sin duda se trata de un engaño de los demás sentidos… como un espejismo, ¿entiendes?
-¿Una alucinación, quieres decir? –le espeta ella, todavía conmocionada.
-Técnicamente podríamos definirlo así –responde con cierta frialdad.
-Me estás intentando convencer por medio de un razonamiento muy endeble…
-En eso consiste mi trabajo, querida.
-¿En qué, en comprender y aceptar lo inexplicable?
-No, sólo en hacerlo pasar por lógico.
-Tus argumentos se pasean por la cuerda floja tanto como mi cordura. Pero sé que no estoy loca. Lo que ha sucedido delante de mis narices era algo paranormal.
-No le des más vueltas; acábate la tila y procura no pensar en ello.
-Ahora hablas como mi marido, y eso no me ayuda mucho.
-¿Y lo inexplicable sí?
-Pero es que lo he vivido de verdad –insiste Elena, tozuda y asustada-; mis sentidos no me han engañado… a menos que tú sí.
-El sentido común es el más fiel de los sentidos –sentenció, orgulloso-; te puede cortar las alas, destrozar los sueños, pero nunca te falla.
-¿Sabes? De tan racional como eres, a veces resultas absurdo.
Elena da por finalizado el inútil diálogo. Mientras, su marido dobla el periódico y le sonríe afable con esa mirada que sólo se les concede a los locos.
Ahora, delante de su taza de tila, Elena sabe que un muro de infranqueable desconfianza se ha alzado entre ambos. Él no la cree y achaca el suceso a una pesadilla, o peor todavía, a un desvarío; ella, en cambio, está segura de haber experimentado una inexplicable realidad.
Pero lo más terrible de todo es lo que Elena no ha contado a su marido ni a su sentido común, y es cómo añora en secreto a ese torso recio, musculoso, cálido y acogedor.

30 comentarios:

Afrodita dijo...

"touché", por desgracia estoy descubriendo últimamente a muchas mujeres que sienten esa desconfianza y añoran ese "otro" y aun así, ahí siguen, "aguantando". Pensaba que en pleno siglo XXI esta actitud estaba ya casi extinguida... me entristece saber que no es así.

ChusdB dijo...

Vaya, qué angustia me ha transmitido el relato, y que frialdad más estúpida la del "doctor".... Que continúe, que continúe!

klee dijo...

¿Tiene algo de sentido común el deseo?
Lo mejor es etiquetarlo y guardarlo para los sabados por la noche.
Inquietante y mordaz regalo que nos haces Merche, gracias¡¡
un abrazo.

Daniel Os dijo...

Me detengo en el diálogo y, de haber participado de él, habría intercalado que a veces lo explicable a veces tampoco ayuda mucho.

He aprendido a que no todo lo debo tratar de entender, pero ahora estoy hablando de mí y no de tu maravilloso cuento.

Un beso,
D.

jair machado rodrigues dijo...

Mercedes, Mercedes, mais um conto para sobremes após meu almoço...Ellen esta materializando seus desejos secretos no escuro, mas a culpa a faz negar, gritar para que o marido a salve, mas ele não entende...se continuar a não entender a lucinação de torso recio, musculoso, cálido e acogedor, se tornará a mais cristalina realidade.
ps. um sempre imenso abraço e minha confiança cega nos teus escritos.

soylauraO dijo...

¿Habrá algo parecido al Viagra que le haga el favor al torso y los pectorales del marido? Total, si apaga la luz, le encinta la boca y se olvida de su mirada despectiva, a lo mejor, por un ratito, deje la añoranza de lado.
http://enfugayremolino.blogspot.com/

a afrodita, mercedes le dijo...

Tú lo has dicho, "aguantando"....¿Lo entiendes? A mí me parece una locura, pero es una locura real...

Gracias por pasar y dejar tu comentario!

a chusdb, mercedes le dijo...

Pché, dicen que segundas partes nunca fueron buenas... Sobre todo, si la primera tampoco es nada del otro mundo, jajaja!

a klee, mercedes le dijo...

Puuff, el deseo, el amor...¡Menuda panda de irracionales, y cómo nos hacen ir!

Un gran abrazo y buen fin de semana!

a daniel os, mercedes le dijo...

Jajajajaja, excelente apreciación, amigo! A veces es mejor refugiarse en lo inexplicable, porque lo explicable... bueno, no es por criticar, pero anda en horas bajas.

A todo esto, no sé que ha querido decirme, porque no le entiendo... Juajuajua, bah, una broma tonta de las mías para seguirle el juego, pero hoy no he estado a la altura...

Besos!!!

a jair jair, mercedes mercedes le dijo...

...Y aunque se encienda la luz, la comunicación entre los dos no aparece...

Mi querido Jair, Jair, espero que después de haber leído este cuento no tuvieras una indigestión, jajajaja!!

Un grandísimo abrazo y...Deus proverá.

a soylauraO, mercedes le dijo...

Acabo de reenviar a la protagonista tu comentario... Espero que ponga en práctica tus sabios consejos...!!

Scarlet2807 dijo...

Pienso que nuestro inconsciente es muy poderoso y a vece crea "lo que necesitamos"...
Besitos en el alma
Scarlet2807

Julio Dìaz-Escamilla dijo...

Celebro que ni el sentido común de Elena, su marido, ni la misma Elena me hayan reconocido, sigo a salvo. A propósito no tengo tantos atributos físicos, sé que en el vértigo del relato y la penumbra me veo tal como me describes ¡pero no es para tanto!
Estupendo relato.
Un abrazo.

Lapislazuli dijo...

Tengo ganas de cambiar mi comentario despues de haber leido a Julio, pero no lo hare. Seguro que el marido de Elena sabia positivamente que era cierto, pero como no tenia los atributos que ella describe tuvo que descalificarla. Un abrazo

Rocío González dijo...

Creo que Elena sabe mas de lo que nos ha dicho... Si, Elena tiene un secreto ¡Que bien!
Gracias, me ha gustado.

aminuscula dijo...

Es que no debió haber gritado y despertado a su marido. Ay...

Marilyn Recio dijo...

Muy bien escrito! Deseos reprimidos, inquietante y triste a las vez.


Merry Kisimusi

Diego dijo...

Elena ha aprendido que la próxima vez no va a gritar...vaya oportunidad perdida.

Y si el marido oye algún ruido sospechoso le dirá: "Imaginaciones tuyas querido, lo habrás soñado"

=)

apm dijo...

Tranquilidad y que no cunda el pánico, pensemos...¿los carteros no llaman siempre dos veces?, pues a ver porqué no va a ser igual con los torsos musculosos, cálidos, atractivos y etc que se aparecen en la oscuridad de la noche... a ver; si la cuestión no es ésta, la pregunta más bien es ¿qué hay que hacer para que se te aparezca en la noche el torso? jajajaja
Me ha encantao el cuento, y lo que más, esa amistad cómplice y molona entre Elena y su sentido común, no creas, no todo el mundo es amigo/a -ni siquiera conocido/a-, de su sentido común.

Millonazo de besitos gordotes

Tu blogamigo de verdad dijo...

Estoy seguro que es falta de pasión y poco amor lo que ella siente por su marido.
Necesita algo distinto. Momento de buscarlo lejos de alli

a scarlet2807, mercedes le dijo...

Ayy, pobre marido, qué mal está quedando, jajaja!

Un beso!

a julio diaz-escamilla, mercedes le dijo...

¡........AJAJÁ,LO SABÍA!!!!


Un abrazo sin penumbras!

a lapislazuli, mercedes le dijo...

Tu comentario queda perfecto y no es necesario cambiarlo, aunque Julio nos haya confesado la verdad. Y es que no podía ser otro más que él!

Un abrazo!

a rocio gonzalez, mercedes le dijo...

....Pues le pedimos entonces una segunda parte para que nos siga confesando!

Un abrazo!

a aminuscula, mercedes le dijo...

¡...Pero qué tontuela fue! Yo nunca chillo...

a marilyn recio, mercedes le dijo...

Sí, una mezcla peligrosa para la cabeza y para el corazón...

Besos!

a diego, merce le dijo...

Eso, eso, es lo que le decía a aminuscula, que no nunca grito, jajaja! Bien, ya aprenderá Elena, seguro...

Un beso!!

a apm, mercedes le dijo...

¿Entonces quieres decir que el del torso desnudo era... cartero???? Juajuajuajua, perdón por la broma tonta, jajajaj! Se nota que no soy muy cómplice de mi sentido... del humor!

Un beso y muchísima energía positiva!!!

a tublogamigodeverdad, mercedes le dijo...

...Y sobre todo, lejos de esa habitación!!!

Gracias por haber pasado y haber dejado tu comentario! Un saludo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...