CUÁNTOS TRUCOS ENCIERRA LA CABEZA PARA EL AUTOENGAÑO...HOY: "COBARDÍA"




El viejo jersey con el que recibió el primer beso...
La libreta en la que había escrito sus sueños...
Los pantalones que estrenó el día en que cumplió 20 años, sí, cuando la fiesta sorpresa...
Una caja llena de postales viajeras...
¿Y la blusa? Un bellísimo recuerdo de su idílico viaje a Venecia...
Todo fuera. Todo a la basura.
Su relación emocional con el entorno le había hecho conservar todo tipo de objetos, porque cada uno le contaba una historia determinada sobre su propia existencia.
Entonces...¿para qué deshacerse de ellos?
No era por un problema de espacio, sino de valor: se desprendía del pasado porque todavía no había reunido las fuerzas suficientes para tirar su presente.


4 comentarios:

Nieves Martín dijo...

Hay momentos en los que uno necesita acabar con el pasado y reinventarse. Pero hay que tener claro que el presente es nuestro único valor. Ahí es donde hay que ser valiente, de nuestro presente parte todo nuestro destino.

Un besito Mercedes :)

Roland dijo...

Hola Mercedes :)

A veces los objetos son algo más que objetos. Se convierten en recuerdos... Todo está bien mientras no seamos esclavos de ellos o del pasado.

Un abrazo grande.

Ali EB dijo...

Me he sentido identiicada... es curioso que tengamos tanto apego a las cosas y tanto miedo a los cambios...
Besos!

jair machado rodrigues dijo...

Mercedes, Mercedes querida amiga, tenho dificuldade de me desfazer de certas coisas minhas, é como se existisse uma memória concreta e não dá vontade de se desfazer, acho que ocorre isso com o personagem, supervaloriza seus presentes a ponto de não se se desfazer deles, existem situações que pode ser complicado, guardar, guardar, chegará um tempo que faltará espaço. Que bom estar aqui.
ps. Carinho respeito e abraço.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...