INCLUSO EN TIEMPOS DIFÍCILES VALE LA PENA ESCUCHAR A LA PROPIA VOCACIÓN...HOY: "FUERON FELICES SIN COMER PERDICES"


Hace mucho tiempo, dos pequeños de seis años trabaron amistad junto al remanso de un riachuelo, donde pasaron uno de los mejores atardeceres de sus vidas lanzando piedras al agua...
El primero se preguntaba la razón de las ondas producidas por las piedras al atravesar la superficie líquida; su necesidad por encontrar una respuesta correcta, lógica y precisa le animaba a pensar, reflexionar, analizar y experimentar.
El segundo, en cambio, se ensimismaba con aquellos dibujos concéntricos y un poco hipnóticos, y veía en ellos la entrada secreta a un mundo sumergido, habitado por hadas majestuosas, pícaros duendes y otros seres extraordinarios que sólo él podía ver.
Los dos niños se enfrentaban al mismo fenómeno, pero uno observaba e investigaba, y el otro contemplaba e imaginaba.
Cuarenta años después, un sesudo científico y un poeta soñador se encontraron casualmente en el mismo remanso del mismo riachuelo. Tras lanzar unas cuantas piedras al agua, acabaron por reconocerse y comprobaron complacidos que el destino les había premiado con el don de ocupar el verdadero lugar que les correspondía en la vida. Y aunque ninguno de los dos había comido todavía perdices, tal como se suele decir al final de los cuentos… sí habían sido plenamente felices.

(publicado en la antología "Cuentos alígeros", de editorial Hipálage)

26 comentarios:

seriecito dijo...

Ser feliz es la verdadero objetivo de cada uno de nosotros en esta vida.

y creo francamente, que si insitiesemos más en lo que deseamos, seguro que lo conseguiríamos.

buen reencuentro...

Romy dijo...

qué bonito relato! terminar haciendo lo que a uno lo lleva a ser feliz, y sentir el confort de que la vida te lleva a destino... a veces pienso que las casualidades existen y muchas otras pienso que no...
Un besote desde Argentina!

Diego dijo...

Me encantan los cuentos con final feliz. Por cierto, muy refrescante.

=)

Juan Carlos dijo...

Para llegar a la felicidad existen diferentes caminos y cada quien ha de elegir el que más le gusta.
Cuan diferente son la ciencia y el arte, más sin embargo ambos son importantes.
La mente deduce, el corazón refleja, el cerebro explica, el alma eleva, el criterio razona, el espíritu siente. Sin la ciencia no existiría el progreso en el mundo y sin el arte no existiría humanidad en el hombre.
¡Saludos!

mariarosa dijo...

Encontraron juntos el camino de la felicidad. Hacer lo que nos gusta es la forma de ser feliz.

Buen fin de semana.


mariarosa

Rayuela dijo...

la causalidad tenía marcados los encuentros.


besos, mecha*

apm dijo...

Hacer lo que verdaderamente sientes es indudable que debe conllevar felicidad... lo malo es que no es muy común -y menos en estos malos tiempos que corren-, que la gente pueda dedicarse a lo que verdaderamente desea y siente, a lo que le llevaría derechito a la felicidad, sin necesidad de tener que comer perdices.
Yo y mis amigas tenemos el siguiente rito cada vez que nos reunimos a celebrar el cumpleaños de alguna de nosotras (somos 4): la del cumpleaños tiene que decir cual ha sido el momento más feliz para ella de ese año pasado, y el porqué (en ésto, está excluida la familia, solo son los momentos felices de una misma)... curiosamente, cuando me toca celebrar el cumple a mí, yo me tiro el día de antes analizando cual va a ser mi momento elegido, y casi siempre suele ser algo que nada tiene que ver con mi trabajo, -que, aunque me gusta (tampoco es que me vuelva loca), reconozco que es estresante y hasta tedioso-. Me temo que yo de niña no escuché la vocación, pero !hija, qué quieres!, algunas vocaciones son tela de huidizas y de etereas... !pero tela marinera!, y con estos antecedentes, no me queda otra Mercedes que tirarme a las perdices, porque no podemos dejar pasar eso de ser feliz.

Mil besitos gordotes

Anca Balaj dijo...

Por supuesto que no comieron perdices porque eran personas sensibles :)

Me hiciste pensar en un amigo de la infancia (que no he vuelto a ver) con quien descubrí que me gustaba ser arqueóloga.

Fui feliz igual, sin perdices y sin arqueología. No sé si él habrá llegado a serlo (ambas cosas).

a seriecito, mercedes le dijo...

Estoy de acuerdo...Lo último que hay que hacer es tirar la toalla.

Un saludo.

a romy, mercedes le dijo...

Así estoy yo también, que a veces creo firmemente en las casualidades, y otras veces pienso que todo es puro azar...

Un beso.

a diego, merce le dijo...

No te acostumbres, jajaja, que a mí me van más los finales raros y tirando a no felices...

Un beso.

a juan carlos, mercedes le dijo...

Unir ciencia y arte...un sueño.

Un saludo¡

a mariarosa, mercedes le dijo...

Siempre tendríamos que encontrar ese momento para desarrollar nuestro sueño... Y no estoy hablando de la siesta, jajaja.

a rayuela, mecha le dijo...

Encuentro, separación, reencuentro...y colorín colorado...

Mil besos causales¡

a apm, mercedes le dijo...

Jajaja, y oye, que me parece muy requetebién lo de recurrir a las perdices, por qué no¿
(jobar, no hay manera de poner correctamente el signo de interrogación...)

Un beso muy fuerte y que seas feliz y comas perdiz¡

a anca, mercedes le dijo...

Ostras, pues no leas mi respuesta a apm...¡
PD.-Y no te gustaría saber de él¿ Lo mismo es que tienes que regresar a ese río...

BEATRIZ dijo...

Qué bonito Mercedes,

Si la vida nos brindara oportunidades así a todos, los reencuentros estarían al día.

Lo que importa es encontrar lo que nos hace felices.

Me gustó.

Saludos cordiales.

ROBER dijo...

Preciosa historia, tan original y bien escrita. Un alarde de buenas letras.
Un abrazo

a beatriz, mercedes le dijo...

Beatriz, muchas gracias por haber pasado y haber dejado tu comentario.

Un saludo y hasta pronto!

a rober, mercedes le dijo...

Rober, gracias por tus inmerecidas palabras. Me has hecho feliz sin necesidad de comer perdices! :-D

Un abrazo.

Cielo dijo...

Mucha casualidad que se encontraran. Perdona que sea muy quisquilloso.

En los tiempos que corren es más probable que ese riachuelo en 40 años ya no exista.

Sobre el lenguaje, hay tres palabras, al inicio que no quedan bien, desde mi punto de vista, no ayuda a encontrar una prosa limpia.
Voy a pensar si las recuerdo, al no abrirse otra venta si retrocedo, perderé esta.

Es: "trabamos" "pasaron" y "lanzando"

Si logras cambiar el gerundio y quitar al menos una de las dos, o "pasaron" o trabaron" cuando digo quitar es cambiar, creo que la prosa ganaría en elegancia.

Siempre desde mi punto de vista
una opinión que espero no moleste.

Un saludo.

a cielo, mercedes le dijo...

Hola, Cielo. Ego te absolvo ;-)

Pero criatura :-), ¿quién te ha dicho que esta historia transcurre en la actualidad? Puede haber sucedido por ejemplo hace 50 años tranquilamente, ¿no te parece?

Eso sí, estudiaré atentamente tu propuesta lingüística de cambio...Siempre es bueno un par de ojos objetivos y ajenos al escrito. Muchas gracias.

Un saludo!

Luismi dijo...

Te voy leyendo poco a poco y me está empezando a enganchar tu blog. En esta historia, creo que pasados unos años más, "de casualidad" vuelven a encontrarse, pero esta vez sus mujeres no les dejan tirar las piedras, porque "ya no son niños" jejeje.

Un abrazo y lo dicho. Que me encanta.

Luismi dijo...

Te voy leyendo poco a poco y me está empezando a enganchar tu blog. En esta historia, creo que pasados unos años más, "de casualidad" vuelven a encontrarse, pero esta vez sus mujeres no les dejan tirar las piedras, porque "ya no son niños" jejeje.

Un abrazo y lo dicho. Que me encanta.

lora dijo...

Muchas gracias por todas sus sugerencias en este sitio. Sus acciones son muy interesantes y muy gratificante. Felicitaciones a usted.

Cabinet de voyance ; voyance gratuite par telephone

voyance par mail gratuite dijo...

Gran artículo como de costumbre. Muchas gracias por todo lo que nosotros compartimos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...