PARA VOLVER A PONER EN FUNCIONAMIENTO LA MAQUINARIA DEL BLOG EN SEPTIEMBRE, NADA MÁS INSANO QUE UNA PATALETA EN PLENO SÍNDROME POST-VACACIONAL:

Trabajar es un asco.
Vender el propio tiempo para ocuparlo en algo que no gusta, a cambio de dinero para (sobre)vivir, es deprimente. El trabajo no dignifica. ¡Qué va a dignificar, el trabajo!¡Qué va, hombre, qué va! Lo que dignifica es disponer de tiempo libre para dedicarlo a la familia, a uno mismo, a aficiones, o incluso al “dolce far niente”. No sé por qué está tan mal visto tener un rato para no hacer nada. ¿Qué hay de malo en contemplar, reflexionar, fantasear, sin realizar ninguna otra actividad?¿Es mejor una rutina desagradable y un estrés asfixiante?
Para muchos, la respuesta es “sí”.
Mi amiga Trinité, que de tonta no tiene un pelo, siempre ha querido ser millonaria y poder vivir sin pegar golpe; más de una vez ha cometido la imprudencia de comentarlo con sus compañeras de trabajo. Su contestación la ha dejado helada:”¿Y qué harías sin trabajar?¡Te aburrirías!”. Esta terrible respuesta pone los pelos de punta (aunque no se tenga un pelo de tonto), sobre todo si tenemos en cuenta que la mayoría de sus compañeras no están “obligadas” a trabajar para (sobre)vivir. Y aun así, prefieren la esclavitud. Esta respuesta tiene muchísimas lecturas, pero la principal es que optan por ir hasta al mismísimo infierno si hace falta, con tal de no quedarse en casa.
Bueno, casi es mejor que haya alguien que vea algo positivo en trabajar...
Lamentablemente, yo pienso que trabajo y motivación sólo pueden ir cogiditos de la mano si les une la vocación. Y no hablo precisamente de la religiosa.
No ha sido mi caso. Hasta ahora. Ni la religiosa, ni la otra.
Trabajo y vocación sí que dignifica, mientras que lo contrario pudre al trabajador poco a poco, y lo acaba consumiendo. Trabajo y vocación…no es trabajar.

15 comentarios:

Joana dijo...

No me frustres todavía más en mi primer día de trabajo, mujer!!!! jajajaj

mercedes dijo...

Usted me perdonará, Joana, pero creo que mis reflexiones postvacacionales son fruto de lo quemada que he estado en agosto,... y no precisamente por culpa del sol, ja, ja, ja!!! (ya sabe usté)

Así, la semana pasada todo fue muy bien, ¿verdad? Pero confiésame que no tiene el encanto de Italia! Confiesa!

Lidia dijo...

Pues yo creo que estoy en una especie de luna de miel después de aprobar las oposiciones, ¡hoy he madrugado con una alegría en el cuerpo! Y mi nuevo instituto me ha parecido estupendísimo y la gente majísima... (a ver cuánto me dura...)

Joana dijo...

A ver, para mí como Italia... ná de ná. A la "bella Italia" nada la supera y ese toque mediterraneo no lo encuentras en otros países. Pero dejando eso a un lado, Viena es preciosa. Es de un verde espectacular, llena de parques inmensos y flores por todas partes, una ciudad limpia y muy señorial, con palacios por doquier y animalitos allá donde vayas (patos, erizos, ardillas, pájaros...). Y el Danubio... genial. Rodeado de verde, grande y caudaloso, el paisaje es muy bonito, la verdad. ¡Y la gente se baña en él cuando hace buen tiempo! Me ha gustao, me ha gustao, mujer. Que sí ;-)

Lidia dijo...

osti... a esta joana la conozco yo... ;)

Joana dijo...

Claro Lidia, es que tú conoces a mucha gente :-p

mercedes dijo...

Hooombre, Lidia, para ti volver a trabajar tiene este año un gran aliciente. ¡Claro que debes estar muy satisfecha! Por cierto, ¿andestá tu instituto?

Ah, y sí, tú y yo conocemos a Joana... ;-)

mercedes dijo...

Joana, de la bonita y entusiasta descripción que has hecho, me quedo con el Danubio, que debe ser impresionante. Paso de animalitos, pero un río hermoso que atraviese una ciudad, lo encuentro muy bonito.Siempre lo he dicho, que una ciudad con río (a ser posible en condiciones) gana mucho: París, Roma,Girona,... La Bisbal,... ;-)

Lidia dijo...

Mi insti está en sbd city :)

trinité dijo...

¿La Bisbal? ¿Ciudad? ¿Con río?
¡Ummmmm!, ¿estamos hablando de la misma Bisbal? ¡AHHHHHHHHHHHHHH!, ya sé, pero creo que te has confundido. Lo que hay debajo del puente es un aparcamiento. Fíjate bien: RÍO = AGUA. No hay agua = no hay río, juassssssssssss.

Por cierto, estoy hasta las narices del veranito. Ahora mismo me gustaría poder quedarme en casita "aburriéndome" muchísimo. Pero no me toca "aburrirme" hasta febrero, a menos que me toque la primitiva (ya sabes, para poder "aburrirme" tooooodaaaa la vida)

Un beso

merce dijo...

Ja, ja, ja, ja, Trinité, yo me mooondo!!!! El Daró es un río... de coches!

Venga, a ver si llega el día (no muy lejano) en que "te aburras"!!! Ah, me apunto a ese aburrimiento! Mua! ;-)

Anónimo dijo...

pues yo quiero que me toque la primitiva para no tener que madrugar nunca más, porque me estoy viendo de venir que, como siga así, cuando me jubile me va a tocar irme a vivir a uno de esos lujosos "chalés" de muchas habitaciones, con mucha compañía de "mi edad",...y que a las 9h.van a tocar diana y me van a hacer dejar mi camita para trasladarme al salón, ajjjjjjjjjjjjjjj, no quiero madrugar, quiero ser rico, yo también me quiero aburrir, pero a mi manera y con mi horario...

mercedes dijo...

Auuuurrggghhhh!!!! Anónimo, no se me había pasado nunca por esta cabeza mía lo de los chalés con muchas habitaciones...

Hay un "sitio" de estos justo al lado de mi casa, y desde la habitación donde suelo escribir los veo zampar en el comedor, serios, callados, la mirada fija en el plato... Deben estar hasta los "mismísimos" de horarios impuestos!

Lo veo claro:hay que hacerse rico... ¡YA! ¿Qué, nos animamos entonces a participar en "Gran Hermano"?

Anónimo dijo...

Certe volte, avrei voglia di andarmene, di partire, di prendere il treno con un biglietto di sola andata...
Antonio

divina dijo...

"Vorrei prendere il treno dei desideri, canta Celentano, e tornare da te..., ma
il treno dei desideri all'incontrario và...."

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...